Seguramente que en algún momento te habrá ocurrido que cuando comes en exceso, casi de forma inmediata tienes los típicos síntomas como sensación de pesadez, dolor estomacal e indigestión, y en muchas ocasiones también se produce acidez estomacal.

También conocida como mala digestión, indigestión o dispepsia (término médico). Cabe mencionar que esta no aparece solo cuando cometes alguno que otro exceso a la hora de comer, sino también cuando ingieres determinados alimentos y bebidas que pueden resultar irritantes para el estómago, como algunas salsas (sobre todo las grasas), los dulces, el chocolate o las bebidas alcohólicas, entre otros. Asimismo por comer de forma rápida, estar estresado, padecer de úlceras o gastritis.

Los síntomas de la indigestión son malestar, dolor, ardor en la parte alta del abdomen (boca del estómago), náuseas, eructos, vómitos y, en algunos casos, hasta diarrea…Pero lo más común es la “sensación de estar repleto”.

Si tu estómago te envía alguna de estas señales significa que algo no va bien y es hora de aplicar algunos remedios sencillos:

 

  • Yogurt con papaya

 

Yogurt con Papaya

 

El yogurt es un excelente digestivo, y se convierte en uno de los mejores alimentos naturales que existe para tu sistema digestivo porque lo protege contra la acidez natural del estómago. Además, si optas por los yogures probióticos, se convierten en una excelente opción para regenerar la flora intestinal.

Por otro lado, la papaya es una fruta muy digestiva por su riqueza en papaína, la cual destaca por ser una enzima digestiva especialmente aconsejada cuando sufres de indigestión, pesadez y haz ingerido proteínas de origen animal.

En este sentido, comer yogur con papaya es el mejor postre por el que podrías optar, más aún cuando sufres de digestión pesada y pesadez estomacal. Para elaborarlo solo tienes que poner un yogurt natural en un cuenco o bol y añadir unos trozos de papaya.

 

 

  • Jengibre

 

Jengibre

Si sientes que has comido en exceso, toma unas rodajas de jengibre fresco, añade un poquito de sal y mastica bien antes de tragar. Esto estimulará los jugos digestivos y mejorará el flujo de enzimas. También puedes probar preparando té de jengibre para obtener alivio de la hinchazón, calambres, gases y dolor de estómago.

Para hacer el solo tienes que añadir unos trocitos de jengibre o media cucharadita de jengibre en polvo en una taza de agua caliente y dejar reposar durante dos o tres minutos. Además, agregar un poco de jengibre a tus comidas también puede ayudar si sueles sufrir de indigestión.

 

 

 

  • Zumo de limón con bicarbonato de sodio

 

zumo de limón con bicarbonato

El limón, al igual que las naranjas, son cítricos que ayudan a la hora de aliviar la pesadez de estómago al estimular la producción de bilis, desintoxicar el hígado y acelerar la digestión. Eso sí, debes tener cuidado ya que pueden causar acidez.

En el caso particular de la pesadez estomacal, una opción natural y sencilla a la hora de aliviarla consiste en tomar zumo de limón con una cucharadita de bicarbonato de sodio. Para elaborarlo lo único que debes hacer es exprimir un limón, añadir a un vaso de agua e incorporar una cucharadita de bicarbonato de sodio.

 

 

  • Naranja

 

Naranja

 

Durante una indigestión, la naranja es una de esas frutas que puede brindar alivio ya que contiene una variedad de ácidos naturales, particularmente ácido cítrico y ascórbico.

Puedes comer una naranja y probar con un poco de jugo recién exprimido antes de comer una comida muy pesada. Esto te ayudará a aumentar el ácido estomacal y mejorar tu capacidad de digestión. Además de la naranja, también puedes probar con el jugo de piña.

 

 

  • Canela

 

canela

 

 

Esta especia, fácilmente disponible, puede ser de gran ayuda cuando se sufre de indigestión.

La canela ayuda en el proceso de digestión. Basta con hacer una taza de té de canela, agregando media cucharadita de canela en polvo a una taza de agua hirviendo y dejándola reposar durante unos minutos.

Bebe esta solución mientras está caliente para un alivio inmediato de calambres e hinchazón causados ​​por la dispepsia.

 

 

 

  • Té de hierbas

 

 

Infusión de hierbas

 

Beber un té de hierbas después de una comida pesada también puede controlar la indigestión en buena medida.

Toma una bolsita de té de tu hierbas favoritas y sumérgelo en una taza de agua caliente. Cúbrelo y déjalo reposar durante cinco minutos. Bebe mientras está todavía caliente.

La mejor hierba para la indigestión es la menta que brinda alivio casi instantáneo. También la hierbabuena o la manzanilla se pueden tomar para calmar problemas estomacales, sobre todo cuando se come en exceso.

También te puede interesar: 6 sencillos pasos para preparar deliciosas y nutritivas infusiones de frutas

10 plantas medicinales y comestibles que no deben faltar en tu hogar

Cinco beneficios del té de menta para la salud

 

 

 

⇒ Con información de Mejor con Salud, Natursan y Naturísima

 

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza