Ver sangre siempre es alarmante, especialmente cuando es la propia. Cuando te rebanas el dedo, te caes en la bicicleta y te raspas la rodilla, lo primero que quieres es que pare la hemorragia y el dolor. Si accidentalmente te has hecho una herida que necesite de cuidados y cariño, puedes probar cualquier combinación de estos remedios alternativos caseros.

  • Masaje: para calmar

Una cortada puede hacer que tu organismo entre en choque, particularmente si es algo profunda y sangrienta. Para calmarse (o para calmar a otra persona que se haya cortado), coloca la palma de una mano en su frente y la palma de la otra mano en la parte trasera de su cabeza de modo que ambas palmas estén al mismo nivel y una frente a la otra. Deja las manos en ese lugar durante 30 a 60 segundos mientras respira profundamente.

“Hay puntos en la cabeza que se llaman puntos de estrés emocional y esta técnica los estimula suavemente, calmando a las personas”, dice Kate Montgomery, una terapeuta de masaje con licencia de San Diego.

Puedes usar esta técnica no solo cuando te cortes, dice, sino también en cualquier momento en que hayas sufrido un choque físico y necesites tranquilizarte.

 

 

  • Homeopatía: Árnica para acelerar la curación

 

 

Arnica

 

Disuelve dos chochitos de Arnica montana a la potencia 6C debajo de tu lengua hasta cuatro veces al día durante un máximo de cuatro días, dice la Dra. Yates. “Este es el mejor remedio homeopático para cualquier tipo de traumatismo menor en la piel, como cortadas, raspones o moretones (cardenales) -dice la Dra. Yates-. Baja la hinchazón y acelera la curación”.

Ella aconseja que todas las personas físicamente activas siempre lleven Arnica consigo a donde vayan.

 

 

 

  • Caléndula: Suaviza las cicatrices con un ungüento

 

Caléndula

 

Si eres propenso a desarrollar cicatrices grandes y abultadas llamadas cicatrices queloides, compra un ungüento de caléndula y colócalo sobre la herida. Este ungüento suavizará o quizás hasta hará más chica la cicatriz, dice la Dra. Yates.

Aplica el ungüento dos veces al día sobre la cicatriz durante dos o cuatro semanas después de que la herida haya sanado y se le forme una costra.

 

 

 

 

También te puede interesar: Soluciones sencillas, naturales y suaves para aliviar un episodio de diarrea

¿Comiste en exceso? Alivia la pesadez estomacal con 6 remedios caseros y naturales

¿Tienes cataratas? Evita la cirugía con pequeños cambios en tu estilo de vida

 

 

 

⇒ Tomado del libro de Curas Alternativas de Bill Gottlieb, autor de nuevas alternativas para curarse naturalmente

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza