6 tipos de plantas silvestres comestibles

En tus paseos diarios o de fines de semana, usualmente recorres bosques, jardines o caminos y siempre te encuentras con variedades especies de plantas. ¿Alguna vez te has preguntado si las puedes comer? Aquí te dejamos una lista de plantas silvestres comestibles.

¿Sabías que las plantas que se pueden comer y son silvestres, han servido como principal alimento a muchas generaciones?

El problema en la actualidad es la pérdida de este conocimiento ancestral que ayuda a identificarlas y nunca está demás conocerlas porque hay situaciones donde pueden servirnos de mucha ayuda.

Aquí una pequeña lista de algunas plantas para que las puedas identificar:

1.- Rúcula silvestre

Esta planta silvestre comestible es procedente de los mediterráneos y ha sido recogida por nuestros antepasados desde hace miles de años.

Actualmente, se le considera como una especie que pertenece a la familia de la col y, desde 1990 se ha ido incorporando a la gastronomía, aunque en la actualidad aun pasa desapercibida en gran parte de las cocinas occidentales y se puede ver sobre todo en la mediterránea.

La rúcula silvestre la puedes reconocer por su textura crujiente y sabor picante intenso y amargo. Por supuesto, antes de comerla debes identificarla por sus frondosidad y su altura que va de 20 cm a 1 metro. Su floración, mayormente aparece en primavera, y crece en racimos y se caracterizan por poseer cuatro pétalos con la clásica forma de cruz color blanco amarillento.

Recuerda que de esta especie solo debes comer las hojas de la rúcula.

 

2.- Bledo (Amaranthus blitum)

El bledo pertenece a la familia de la Chenopodioideae. La parte más consumida de esta planta silvestre es su hoja. Las formas de comer esta planta son muy variadas. La puedes comer cruda o cocida, también puedes utilizar sus frutos para hacer infusiones e inclusive harina.

Para identificar el bledo primero debes fijarte en su tamaño. Generalmente, crecen entre los 20 y los 60 cm.

Su color es verde oscuro y posee un tallo con ramificaciones rojizas. Puedes fijarte en sus hojas romas y de borde dentado. Esta también se considera como una planta silvestre medicinal gracias a sus grandes cantidades de antioxidantes y vitaminas A, B, C, B1, B2, B3, y minerales como el calcio, hierro y fósforo.

Es utilizada en muchos casos para controlar la fiebre, mejorar la flora intestinal e incluso para desintoxicar el estómago.

 

3.- Caléndula

La Calendula officinalis, también conocida popularmente como botón de oro, mercadela o maravilla, es apreciada tanto por su capacidad de atraer polinizadores como por su uso culinario como sustituto del azafrán al aportar cualidades saborizantes y colorantes. También se come cruda en ensaladas. La caléndula es una planta herbácea, aromática que puede llegar a medir 55 centímetros con flores de entre color amarillo y naranja.

 

4.- Diente de león (Taraxacum officinale)

Las hojas del diente de león son comestibles desde que se está desarrollando hasta su madurez, pero no esperes a que se empiece a marchitar.

Esta especie de la familia de las asteráceas se considera, en muchas partes, como una hierba mala, pero lo cierto es que tiene propiedades medicinales. Algunas de ellas son su capacidad depurativa contra las intoxicaciones y su efecto diurético, además de ser un excelente remedio contra el estreñimiento.

El diente de león alcanza unos 40 cm de alto en su madurez, y está compuesto por hojas lanceoladas uniformes de forma triangular y bordes dentados.

Otras características por las que se le puede reconocer es por su tallo corto entrelazado y una floración de color amarillo intenso con una corola de cinco puntas.

 

5.- Menta (Mentha spicata)

La menta es una de las plantas más conocidas y usadas en todo el mundo. Su intenso aroma y sabor la han convertido en una especie altamente buscada para la gastronomía y la cosmética. Por su parte, también tiene otras propiedades, que la hacen una planta silvestre medicinal, como las propiedades antipasmódicas, antisépticas y analgésicas.

La forma común de consumo que viene usándose desde hace miles de años atrás, es a través de infusiones, y se bebe el extracto de la hoja, aunque también se puede ingerir cruda.

Para identificar esta especie vegetal debemos prestar atención en el intenso aroma y sabor intenso y que, de hecho, diferenciamos bien por ser mentolado. También podemos fiarnos de sus características físicas. Su altura promedio es de unos 30 cm y sus hojas tienen forma de lanza. Además, se le puede reconocer por su floración en forma de cáliz de variados colores, como el lila y el blanco, y un total de cinco pétalos.

 

6.- Llantén mayor

El Plantago major es otra de las silvestres comestibles más comunes, especialmente en Europa y América del Sur. Tiene propiedades antiinflamatorias, diuréticas y expectorantes, además de cicatrizantes. Como algunas de las otras plantas silvestres comestibles que hemos comentado en este artículo, también es una planta herbácea. Puede llegar a medir 50 centímetros de altura y tiene pequeñas partes de color amarillo.

 

⇒ Con información de Ecologia Verde y Mundo Deportivo

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.