3 recomendaciones para mantener tu yoga mat limpio e impecable

 

Si usas tu tapete de yoga regularmente, el sudor y aceite acumulado del cuerpo es inevitable. Debes limpiarlo cuando te des cuenta que tus manos se empiezan a deslizar, o si empiezas a notar algún olor desagradable que te distraiga de tu experiencia de yoga.

El Yoga Mat debe ser personal, por una cuestión de higiene y a la vez de energía. El mat es como el Dni de un Yogui: inseparable uno del otro. Tiene tu propia energía, y en él depositas mucho más que tu cuerpo durante la postura de relajación.

Si te es posible, compra y usa siempre tu propio Mat.

 

Para mantenerlo limpio e impecable, algunos consejos:

 

  • Media taza de agua
  • Dos cucharadas grandes de vinagre blanco
  • Cuatro a seis gotas de cualquier aceite esencial anti-bacterial. Se recomienda el de árbol de té, lavanda, menta o eucalipto. También, puedes combinarlos.

 

Pasos:

  • Mezcla los ingredientes y luego colócalos en un pulverizador. Luego, rocía generosamente en el mat y limpia con un paño húmedo. Repite la misma operación en el otro lado para que se seque, puedes colgarlo al aire libre.
  • Si tu mat se encuentra muy sucio, quizás puedes meterlo en el lavarropas con muy poco jabón. Pero primero asegúrate de haber leído las instrucciones de tu mat.


2.- Cuando tu tapete necesite ser limpiado, usa una técnica más minuciosa

Puedes lavar tu tapete en el baño, en la regadera, o fuera de tu casa con una manguera. Existen numerosas soluciones los practicantes de yoga han desarrollado para este propósito, pero si no tienes mucho presupuesto, simplemente el jabón líquido te va a salvar.

Esparce el jabón a fondo en todo el tapete, después enjuágalo hasta que el agua caiga completamente transparente.


3.- Cuelga tu tapete para secarlo completamente 

Luego de usarlo se recomienda que lo dejes secar completamente. Para colgarlo usa elementos como barra de la ducha o un tendedero.

Enjuague cualquier residuo que tenga el tapete antes de que se seque. Los residuos que quedan pueden resultar que el tapete quede resbaloso, lo que puede causar que sufras algún accidente la próxima vez que lo uses.

Enróllalo con una toalla o dos para absorber el agua. Esto es ideal si no tienes un lugar donde colgar el tapete. Esto no secará del todo tu tapete, así que siempre es mejor colgarlo para secarlo.

Nunca pongas el tapete húmedo de vuelta al piso donde lo usas. Asegúrate que el tapete esté completamente seco antes de que lo uses para practicar.

 

 

 

⇒ Con información de Revista Oh la la y Wikihow

 

 

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.