La música provoca en las personas un montón de sensaciones, y esto lo saben bien los expertos en marketing que seleccionan cuidadosamente las melodías que suenan en los centros comerciales para animarte a comprar más. De la misma manera, todo apunta a que saboreas distinto un plato de comida según la canción que esté sonando.

El psicólogo Charles Spence, de la Universidad de Oxford, lleva muchos años dedicando sus esfuerzos a analizar cómo los estímulos que las personas reciben a través de los sentidos provocan sensaciones que hacen que disfrutes más o menos de una experiencia concreta, en este caso la comida.

Y no, no hay una canción universal para ambientarte mientras llenas tu estómago. De acuerdo con una de sus últimas investigaciones, a cada tipo de comida debe acompañar un estilo musical muy concreto.

Así, para la comida china, por ejemplo, lo mejor es escuchar pop y, según Spence, la canción Blank Space de Taylor Swift es la elección perfecta. Nada que ver con Pavarotti, cuyas óperas harán que degustes por todo lo alto un buen plato de pasta italiana, o con el jazz de Sinatra, gracias al cual el sushi te sabrá mucho mejor. Sin embargo, parece que escuchar Justin Bieber puede arruinarte hasta el más delicado manjar.

Para llegar a estas conclusiones, Spence reclutó a más de 700 voluntarios que probaron distintos platos mientras sonaba uno de los seis géneros musicales analizados. Después de esta “experiencia multisensorial”, como la califica el experto, los participantes evaluaron de 1 a 10 las comidas degustadas.

El profesor, que sugiere a los restaurantes de reparto a domicilio la inclusión de un CD en sus entregas, elaboró para la empresa Just Eat una playlist con recomendaciones musicales para cada menú:

  • Comida india: rock y música indie
    I Bet You Look Good On The Dancefloor – Arctic Monkeys
    Ever Fallin in Love? – The Buzzcocks
    Mr Brightside – The killers
  • Cocina italiana: música clásica
    Las cuatro Estaciones – Vivaldi
    Nessun Dorma – Pavarotti
    Guillermo Tell – Rossini
  • Comida china: pop
    Sing – Ed Sheeran
    Blank Space – Taylor Swift
    Never forget you – MNECK
  • Sushi: jazz
    Feeling Good – Nina Simone
    What a Wonderful World – Louis Armstrong
    Take five – Dave Brubeck
  • Thai: jazz
    One for my baby – Frank Sinatra
    Sing Sing Sing – Benny Goodman
    You and I – Michael Buble

 

La música no es el único elemento analizado por Spence. El investigador también estudió cómo factores tan imperceptibles como la orientación de los elementos de un plato o la forma de los vasos pueden alterar la percepción de los alimentos.
⇒ Visto en Muy Interesante

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza