Cambios simples hacen la diferencia y aunque no es tarea fácil, tampoco es imposible. Aplica estos tips para volverte cero desperdicio en la cocina.

Estos días se está hablando mucho del zero waste o, lo que es lo mismo, evitar generar residuos o desperdicios con nuestras acciones y compras. En el último tiempo, el movimiento zero waste (cero desperdicio) ha llamado la atención a nivel mundial, debido a su filosofía no desperdicios, pro reciclaje y pro reutilización de los recursos al máximo.

Aquí algunas de las cosas por la que puedes empezar a generar cero desperdicios en tu cocina.

1.- Evita los utensilios de plástico

Esta es una de las mejores formas de ayudar al medio ambiente. Millones de personas están acostumbradas a utilizar platos, cubiertos, pajitas y vasos desechables que contaminan muchísimo de forma innecesaria.

Tal vez no se utilizan diariamente, pero ¿no te suena haberlas visto en fiestas, reuniones o cuando comes fuera? Es muy común utilizar platos desechables para no lavar o porque vas a tener muchos invitados y no tienes suficientes platos o porque simplemente eso es lo que te ofrecen en algunos establecimientos de comida.

Para evitar toda esta contaminación te sugerimos que te hagas un set de cubiertos de bambú, que ya vienen dentro de un estuche que puedes llevar fácilmente dentro de tu bolso. Cada vez también es más común encontrar juegos de platos y vasos plegables de silicona, que no pesan ni ocupan espacio y que podrás llevar contigo.

En caso de reuniones y fiestas puedes pedir prestados platos en vez de comprar los desechables. Puede parecerte engorroso al principio pero estarás dando una lección a tus comensales y haciendo un favor al medio ambiente.

 

2.- Sustituye el uso de bolsas de plástico para las verduras y frutas por bolsas reusables

Si estás tratando de reducir tu consumo de bolsas de plástico, una gran opción cuando vas al supermercado es usar bolsas reusables. De esta manera dejarás de lado las bolsas de plástico y tendrás más orden a la hora de comprar verduras.

Si llevas tus propias bolsas, envases y/o jarras al realizar la compra, dejarás de generar una desmesurada cantidad de basura.

Además, normalmente cuando compras tus productos a granel, estos suelen ser más frescos y locales, por lo que a su vez estás apoyando a pequeños productores y a personas que viven en tu misma comunidad.

 

3.- Cambia el papel absorbente por toallas de cocina

El papel de cocina es muy útil, es desechable, fácil de usar y limpia prácticamente todo. Sin embargo, gastar mucho papel no le hace bien al planeta.

Puedes alternar su uso por pañuelos de tela, esta es una forma eficiente. Para sacar el mayor provecho lo mejor es que le dediques una toalla a cada área: una para secar platos, otra para la mesa y una para limpiar sobre la marcha. Trata de lavarlos a mano para que duren más y ahorres agua.

 

4.- Utiliza detergentes y limpiadores naturales

Este punto no solo lo puedes aplicar en tu cocina, sino en la limpieza de toda la casa. Es preferible que uses productos naturales como vinagre blanco y bicarbonato de sodio para limpiar tu cocina.

Evitarás así los productos químicos con componentes que pueden ser tóxicos para ti y para el medio ambiente (la mayor parte de esos productos terminan en mares y océanos dañando el fondo marino, la fauna y la flora).

Y por supuesto, si puedes conseguir estos productos a granel o en envases biodegradables, mejor.

 

5.- Usa frascos de vidrio

Este punto, va de la mano con el anterior. ¿Sabías qué un contenedor de plástico se puede tardar hasta 100 años en degradar? Por eso, la mejor opción es utilizar es frascos de vidrio para guardar pastas secas, especias, cereales, arroz y frijoles. Además tendrás mucho más control de tus compras y comestibles.

 

6.- SEPARA LA BASURA

Zero waste implica generar la menor cantidad posible de basura. Los desechos que se generan se clasifican en:

  1. Aquellos que puedes reutilizar para otras cosas (alargas la vida de los productos).
  2. Los que son productos orgánicos que puedes utilizar como compost o para hacer un caldo de verduras (con los tallos y partes de los vegetales que normalmente tiras).
  3. Los desechos inorgánicos, que normalmente son los que debemos evitar generar.

 

7.- Contenedores de acero inoxidable

Para guardar cosas en refrigerador opta por contenedores de acero inoxidable (para alimentos que van fríos) y de vidrio (para calientes) además de que se conservarán mejor y por más tiempo, ya no tendrás que dejar reposar en jabón y cloro para eliminar olores y manchas.

 

 

 

⇒ Con información de Cuerpo Mente y Food an Wine español 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza