Yoga en pareja nace del ‘hatha yoga’ y se realiza con asanas o posturas corporales de estiramiento, ejercicios de respiración y técnicas de relajación consciente. El objetivo es liberar y equilibrar la energía de nuestro cuerpo a través de la correcta ejecución de las posturas.

Esta práctica es mucho más motivante y  divertido. Esta ciencia milenaria te ayuda a tener una mejor percepción de ti, empiezas a conocerte, respetarte, quererte y estar cómodo con tu cuerpo.

Esta actividad demanda confianza en la pareja, tanto para recibirla como para entregarla, además de un apoyo total, el contacto corporal es reconfortante y favorece en nuestra afectividad.

Propicia un ambiente de seguridad para ambos y entre los múltiples beneficios que la pareja obtiene se pueden destacar lo siguientes:

• Aumenta la capacidad respiratoria
• Facilita interiorización
• Mejora la percepción del cuerpo
• Aumenta la energía
• Favorece la comunicación y la cooperación entre la pareja
• Aumenta la confianza en los demás
• Aumenta la creatividad
• Mejora la fuerza y flexibilidad
• Desinhibición. Facilita nuestra capacidad de expresión
• Serenidad

Ejecutar yoga en pareja hace que aumentes la proximidad corporal y cooperación, lo que favorece a la relación porque en la actualidad, tenemos mucho más contacto con máquinas como la computadora, el teléfono celular y otros gadgets, deteriorando las relaciones personales.

Hay estudios que afirman que la falta de contacto corporal en niños, puede afectar seriamente a su salud. Desde que llegamos a este mundo, entramos en contacto con el mundo a través del tacto, obteniendo así un bienestar físico y mental.

El contacto humano, corporal y afectivo, nos da confianza, apoyo, equilibrio y nos enriquece como personas.

Para hacer las posturas correctamente sugerimos:

 

1. Enfócate en la respiración

Hay que estar pendientes de la respiración para que la energía entre al cuerpo lenta y tranquilamente.

 

2. Relájate 

Si relajas tu cuerpo, podrás tener el control del mismo y así, identificar que zonas de tu cuerpo trabajan y cuales no, para que utilices solo la energía necesaria para cada asana y alcanzar un estado de relajación dentro de la postura.

3. Concéntrate 

Disfruta y siente cada postura, respira para relajarte, es mucho más sencillo alcanzar la postura.

 

La prñactica de esta ciencia milenaria en pareja te ayuda a ser más abierto y a demostrar tus sentimientos sin miedo, aumenta la comprensión y sensibilidad hacia nosotros y por lo tanto hacia los demás.

 

⇒ Con información de Ciudad Yoga

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza