10 plantas que purifican el aire de tu casa

¿Sabías que el aire de tu casa puede estar 10 veces más contaminado que el exterior con partículas de plástico o fibras sintéticas? Pero no te preocupes, está comprobado el poder de las plantas, su capacidad para filtrar y mejorar la calidad del aire que respiramos.

Las plantas además de ser alegres, vistosas y alegrar cualquier ambiente, no solo sirven para decorar, sino que también son muy saludables, hasta la NASA lo certifica. En 1989, llevaron a cabo un estudio para determinar cuáles son las más propicias para purificar un ambiente cerrado.

El informe tomó en cuenta los diversos contaminantes presentes en el aire, las características de las plantas, y la simplicidad para conseguirlas en el mercado.

Contaminantes

Los contaminantes más comunes y que las plantas se encargan de filtrar son formaldehído, benceno, xileno, amoníaco, tricloroetileno y formaldehído, según el estudio.

Procedencia de los tóxicos y contaminantes

►Formaldehído: Lo puedes encontrar en los muebles de tu casa tipo aglomerado, en alfombras, objetos de plástico, tapicería de sillas y sofás así como en el humo del tabaco. Puede desencadenar reacciones alérgicas o crisis de asma, no siendo sus altas concentraciones recomendadas en embarazadas

►Tricloetileno: este producto químico está presente en productos de limpieza de alfombras y ropa, an los cartuchos de impresoras, pinturas y barnices. Puede producir irritación de ojos y piel

►Benceno: Presente en el humo del tabaco, detergentes, jabones y pinturas.

►►Amoniaco: lo tienes en los ordenadores, humo del tabaco y productos de limpieza. Puede provocar sensación de garganta seca, tos o irritación .

►Xileno: se encuentra en muchos tipos de plásticos, pegamentos y barnices así como en los humos de los tubos de escape de vehículos, cuero y humo del tabaco. Puede ser el responsable de irritación en la piel y oculares.

Pero no te preocupes porque te dejamos una lista de plantas purificadoras de aire interior, que además te van a generar una buena energía y te harán disfrutar de estar en casa. Lo mejor de todo, es que son fáciles de cuidar.

1. Espatifilo o Spathiphyllum Wallasii

Es un de las plantas con más poder de purificación y también la más fácil de mantener. Puede sobrevivir con poca luz y agua.

Colocar esta planta en nuestra casa, reduce el formaldehído, el xileno y el tolueno, compuestos orgánicos volátiles perjudiciales para la salud, siendo además eficaz en la eliminación de acetona, tricloroetileno y benceno.

Originaria de las selvas tropicales de América Central y Sur. Un lugar ideal para esta planta, sería un cuarto de baño con luz natural.

2.- Areca Palma

¡El mejor humificador natural que puedes tener en casa! Es comúnmente conocida por su uso en interiores, la razón es que vive feliz en interiores sin necesidad de sol directo.

Además, los cuidados necesarios para mantenerla en las mejores condiciones, son mínimos. Este tipo de palmera es oriunda de Madagascar.

En la actualidad se encuentra por todo el mundo. Las palmas eliminan específicamente el formaldehído, el benceno y el monóxido de carbono (especialmente útil si alguien en tu casa fuma).

3.- Lengua de tigre

Sirve para absorber los óxidos de nitrógeno y formaldahyde. Es una de las plantas de interior más resistentes que existe, tiene fama de indestructible. Aguanta la atmósfera seca y caliente de las habitaciones, la luz pobre, el olvido del riego, años sin trasplantar, las plagas y enfermedades, como puedes leer, casi todo.

4.- Palmera de bambú

Esta palmera originaria de Asia puede llegar a crecer hasta tres metros de altura.

Se encarga de eliminar del aire formaldehído, xileno y amoníaco.

5.-  Potus (Epipremnum aureum)

Ésta es una planta muy popular y fácil de conseguir. Es muy resistente y no requiere de grandes cuidados, por eso se utiliza ampliamente para decorar oficinas, centros comerciales y otros lugares públicos.

Se adapta fácilmente a temperaturas de entre 17º y 30ºC. Sólo hay que regarla cuando notamos que la tierra está seca.

Es eficaz para absorber formaldehído, xileno y benceno.

6.-  Árbol del caucho

En pocos años puede crecer muy rápido, así que debes tener en cuenta que es una planta que necesita espacio.

Es eficaz para eliminar formaldehído del aire. También es muy resistente a las enfermedades y como tiene un índice elevado de transpiración ayuda a mantener la humedad en el ambiente.

7.- Cinta

Renueva el aire en ambientes con fuerte presencia de tóxicos comunes. Tubérculos, hojas y raíces se alían para eliminar el 96% del monóxido de carbono en 24 horas.

Reduce los niveles de benceno, tolueno y formaldehído

Es muy fácil de cuidar, con la temperatura, el riego y la luz apropiada tu planta vivirá muchos años.

Es muy útil en cocinas, donde se utiliza gas, y en estancias en las que se reúne mucha gente. Combínala con plantas con un porte en abanico parecido, como juncos o juncias, o para crear contraste junto con rosales y hiedra de hoja pequeña.

8.- Ficus

Es una de las plantas más purificadoras del aire. Es fantástica para filtrar las sustancias volátiles de los productos adhesivos que podemos llegar a respirar. Además, ayuda a amortiguar los ruidos.

Son resistentes y fáciles de cuidar, por su porte quedan bien solos o acompañados por plantas colgantes o delicadas flores. Crecen con luz y semi sombra.

Limpian las sustancias nocivas de productos de limpieza o adhesivos, que causan alergias y dolores de cabeza, y atenúan de manera natural los ruidos.

Entre sus cuidados, necesitan un sustrato ligero y aireado para potenciar su capacidad de purificación, ya que las raíces realizan parte importante del proceso.

9.- Helecho de Boston

El helecho de interior que reúne tres puntos positivos: su belleza, su facilidad de mantenimiento y su capacidad de purificar el aire, sobre todo formaldehído.

Los cuidados que necesitan son una buena iluminación pero no sol directo.

Los helechos son plantas que en sus ubicaciones originales habitan zonas bajas sombrías al cobijo de los árboles, pero el helecho de Boston tiene la propiedad particular que también soporta la luminosidad, aunque no directa.

Es por ello que es perfecta para una habitación o baño moderada o bien iluminada sin luz directa. Lo que sí es muy importante para que un helecho se desarrolle sin dificultades, recuerda, es un grado de humedad elevado.

Ubícala en una habitación. Pon en la base un plato con guijarros o piedras con agua, y el agua que se evapora irá proporcionando el grado de humedad óptimo para tu planta.
Ambas estancia bien por las duchas o por el vapor de los alimentos generarán humedad perfecta sin que te des cuenta.

10.- Palo de Brasil

También se la conoce como Palo de Agua o Dracaena fragans Massageana. Ésta es una planta verde de interior que limpia el aire.

Otra planta de interior ideal para poner al lado de una ventana con luz intensa pero sin sol directo, pero lejos de corrientes de aire y del frío. En esta ubicación crecerá de forma intensa.

Su secreto: no regar excesivamente. Sin embargo, aunque parezca contradictorio, sí se beneficia, porque le encanta la humedad, de pulverizar sus hojas 2 veces a la semana ( si puede ser con agua tibia

 

⇒ Con información de Cafe y bici, El Mueble y Verdtical Magazine

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.