Diciembre, un mes lleno de algarabía, luces, emociones y mucho ruido. Por esta razón debemos tener cuidado con nuestros animales de compañía.


Muchos hogares festejan con juegos pirotécnicos y pólvora, sin darse cuenta que esto afecta a nuestros perros y gatos.

Ellos se asustan hasta el punto de temblar, llorar, estresarse, sentir taquicardia e incluso cambiar su comportamiento.

Hay que mencionar que ellos tienen un oído más desarrollado que el nuestro y los sonidos se amplifican.

¿Qué medidas tomar?

 

1.- Colócale una chapa identificatoria

Aunque este ‘documento’ para nuestros animales de compañía debería estar presente en cualquier época del año, es fundamental que lo tenga para las fiestas, cuando son más propensos a escaparse del hogar debido al miedo.

De esta forma y con esa ayuda, será más fácil recuperarlo si llega a irse.

 

2.- Mantén la calma

Si tu consentido está muy exaltado y de paso, tú también te estresas, él también lo hará. Los animales sienten nuestro estado de ánimo por eso mantén la calma.

También te recomendamos, no llevarlo a los lugares donde lanzan fuegos artificiales, ya que el ruido y estrés es mayor.

Además, no se aconseja que lo ates en medio del jardín para evitar que se escape. Su ansiedad y estrés aumentarán la fuerza del animal, y puede lastimarse con la soga o correa.

 

3.- Cánsalo

Una buena idea para que el animal se duerma toda la noche de Navidad es cansarlo. Para ello, te recomendamos que te tomes el tiempo entre tantos preparativos y juegues un poco con él.

Puedes llevarlo al parque si se trata de un perro, o disfrutar de unas horas de actividad física en casa si tienes un gato.

Lo importante es que la mascota descargue todas las energías y tenga bastante sueño. Así, aunque esté algo asustado por los fuegos artificiales, el cansancio le vencerá.

 

4.- Deja que se esconda

Seguramente ya te habrás dado cuenta de que los animales buscan refugio en ciertos lugares cuando están asustados: puede ser en el baño, debajo de la cama o de la mesa, a tus pies o en su colchón.

En cualquier caso te recomendamos que no lo reprendas ni castigues si decide hacer algo diferente a lo habitual.

En su afán por protegerse puede subirse al sofá o incluso romper un objeto.

 

5.- No lo dejes solo

Es preferible que lo acompañes pero si te ves en la obligación de dejarlo solo en casa, lo ideal es que lo dejes dentro de ella y en alguna habitación, la que más le agrade ó en el lugar más aislado.

Para aislar aun más los sonidos, tapa los orificios de las puertas con toallas.

También ponle comida y agua lo más cerca posible,  no te olvides de sus juguetes y objetos personales. De esta forma, no se sentirá tan incómodo, se entretendrá un rato y no le faltarán nutrientes ni hidratación.

 

6.- Ponle música

Si el perro o gato se queda solo en casa la noche de Navidad o año nuevo, trata de acondicionar lo mejor posible el ambiente donde pasará varias horas sin compañía.

Por ejemplo, puedes ponerle algo de música instrumental o dejarle la televisión encendida.

 

7.- Usa medicina alternativa

Se recomienda usar medicina alternativa con nuestros animales de compañía: reiki, flores de Bach, feromonas, aromaterapia (Lavanda o Camomilla), entre otros. Esto ayuda tanto a dueños como a las mascotas.

Se consiguen en farmacias, tiendas naturistas y ciertas veterinarias. Estos remedios naturales son buenos para relajarlos, siempre y cuando se cumpla con la dosis adecuada.

Siempre es mejor hablar con el veterinario para que le recomiende los mejores calmantes, pero no lo auto medique.

 

 

⇒ Con información de Mis animales, Telesurtv y Petys

Denisse Espinoza