La rutina es, muchas veces, sinónimo de falta de deseo sexual. El proceso del deseo femenino tiene más vueltas y recodos que el deseo masculino.

Las mujeres son seres altamente sexuales, pero también complejas, maternales y excesivamente responsables.

Si quieres disfrutar del buen sexo con tu esposa, ayúdala, en definitiva, a dejar todos esos malos pensamientos y mirarte como lo que eres… su hombre.

Si quieres tener una compañera de juegos entusiasta, primero debes aprender a abonar el camino. Jugar a ser dominante, a seducir y poseer, es un afrodisíaco para las mujeres.

 

1.- Si tu mujer está enfadada no vas a tener sexo

Recuerda que si tu esposa está molesta con algo, eso es lo que ocupa su cabeza, no hay lugar para el sexo. Las mujeres no solucionan las cosas en la cama, van a la cama cuando las cosas están solucionadas.

Si te excita que tu mujer esté airada vas a tener que saber contentarla y seducirla mientras aún tiene la resaca del enojo.

Si está enfadada contigo, olvídate de tener sexo. Eres el objeto de su ira y no de su deseo. Es preferible que te sientes a charlar con ella aquello por lo que están peleando. Después de que ella haya sacado de su sistema el problema, hacer las paces será más dulce .

 

 

2.- Cambia tu aspecto

Las fantasías sexuales son recurrentes en todas las personas. ¿Quieres echarle un poco de picante a tu relación? Cambia tu aspecto de manera que ella encuentre a un ‘desconocido’ en la cama.

Aféitate la barba o el bigote. Córtate el pelo. Cambia tu atuendo. Píntate un tauaje (o háztelo en un lugar que ella sienta privadísimo).

 

 

3.- Llévatela lejos y deja que se libere la mujer salvaje

Es común decir que los hombres quieren una dama en el salón y una cortesana en la cama. Toda mujer lleva su cortesana dentro pero muchas veces es difícil dejarla salir cuando nos rodean los cuadernos escolares de los niños, la ropa para planchar o el titilar de un e-mail no contestado en la computadora.

Nosotras queremos que esa salvaje que tenemos dentro salga. Nos gusta el sexo, disfrutamos de la desinhibición. Era mucho más fácil cuando novios, en cualquier hotel desconocido, en el coche o a escondidas en casa de los suegros.

En casa es diferente, la mujer multitask se come a la mujer erótica. Entonces, llévala lejos. Invítala a una noche diferente, sedúcela y compartan una copa de buen vino. En una habitación desconocida, con el erotismo acorde, ella liberará su cortesana y hará todo cuanto tiene ganas de hacerte y experimentar.

 

 

 

⇒ Con información de About

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>