Aunque suena un poco ilógico, las casas también se pueden enfermar… Últimamente no te ha pasado que hay muchas peleas con tu pareja o familiares, o quizás de pronto todo se comenzó a romper.

Si te encuentras un tanto deprimido, disperso, cansado, apático o si simplemente te apetece hacer espacio a nuevos proyectos y estados de ánimo te invito a poner en orden tu casa para poner en orden tu vida.

Aunque pensemos que es una cosa inerte, algo meramente material, nuestra casa también se expresa y es receptiva a lo que nosotros le transmitimos. Nuestro humor, nuestra forma de pensar, nuestro nivel de estrés, todo repercute en nuestra casa.

¿Todavía crees que es solo cuestión de mala racha o quizás tu hogar intenta decirte algo más? 

Aquí te decimos cuáles son los tips para sanar una casa enferma:

Las toxinas de la casa son:

Objetos que ya no usas

Ropa que no te gusta o no utilizas hace tiempo

Cosas feas

Cosas rotas

Viejas cartas, notas

Plantas muertas o enfermas

Recibos, periódicos, revistas antiguas

Ropa interior vieja, con huecos

Zapatos estropeados

Cachivaches de todo tipo que te llaman al pasado

 

En los sitios del hogar:

En el sótano y azotea: las acumulaciones se vuelven sobrecarga

En la entrada: restriguen el flujo de la vida

En el piso: nos jalan hacia abajo

Encima de nosotros: son dolores de cabeza

Esparcidas por la casa: sobrecarga de emociones

 

CON EL DESAPEGO: 
  • La salud mejora
  • La creatividad crece
  • Las relaciones mejoran
  • Hay mayor capacidad de raciocinio

 

Separa y clasifica:

◊ Para donar

◊ Para tirar

◊ Para vender

 

La limpieza de adentro se refleja por fuera

“Como es adentro es afuera”. Así de exacto, así de preciso. Al observar el cosmos nos observamos a nosotros mismos; y al observarnos a nosotros mismos, al conocernos, podemos comprender mejor el Universo.

Cuanto más abarrotada, desordenada y sucia se encuentre nuestra casa, más fatiga y falta de energía sentiremos porque la casa no es otra cosa que un reflejo de nosotros mismos.

Evita ruidos extremos

Luces fuertes

Colores saturados

Olores químicos

Recuerdos tristes

Termine proyectos inconclusos

Cultive energía positiva en su casa

Haga una limpieza general y utilice cajas para organización

 

Recomendaciones:

La suciedad y el desorden generan caos, dispersión y fatiga.

Para sanar una casa enferma empieza por la limpieza por cajones y armarios, es importante mencionar que se debe organizar cada pieza y tomarse su tiempo.

Mientras ordena, observe lo que cambia en usted.

Es importante mencionar que en medida que limpias tu casa de manera física, también colocas orden a tu mente y corazón.

 

 

⇒ Con información de Gutenberg y Centro de Psicoterapia Ser Familia

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza