Para muchos, la gasolina es una de esos gastos que, a pesar de ser costoso, es necesario. Debido a los importantes aumentos producidos en el valor de la gasolina en los últimos años, es importante buscar alternativas y métodos que nos ayuden a ahorrar dinero en este gasto.

Iniciamos con los primeros siete valiosos consejos que te darán las herramientas que necesitas para controlar el consumo de gasolina sin invertir tiempo o esfuerzo.

1- Calcula el rendimiento del combustible

Conocer los kilómetros por litro (KPL) de tu vehículo te ayudará a determinar si tu auto succiona gasolina y la derrocha. Para obtener una medición precisa que te permita calcular los gastos y ahorrar dinero debes seguir los siguientes pasos:

Llena el tanque de combustible y registra el kilometraje, cuya cifra pasará a ser el “kilometraje A”

Conduce hasta que el tanque tenga menos de la mitad de gasolina.

Llena el tanque de nuevo y presta atención a la cantidad de litros requeridos para eso. Esa cantidad de combustible pasará a llamarse “Litros A”

Vuelve a registrar el kilometraje y nómbralo “Kilometraje B”

Si restas el Kilometraje A con el B podrás determinar la cantidad de kilómetros que has conducido desde el último llenado del tanque.

Divide el resultado por el número de “Litros A” y obtendrás el KPL del auto.

 

2- Mantén el pie lejos del pedal

Aunque a muchas personas les gusta sentir la adrenalina de la velocidad presionando el acelerador a fondo, esta simple y, aparentemente, insignificante acción puede desperdiciar un 5% más de combustible en la ciudad, y un 33% en ruta o autopista.

 

3- No abuses de los frenos

Los frenos solo deben utilizarse cuando no hay otra forma de frenar el vehículo. Si cuentas con la suficiente distancia, solo quita el pie de acelerador y deja que la gravedad y la fricción del aire reduzcan la velocidad del vehículo.

 

4- Vacía el baúl

Cuanto más pesado esté el auto, mayor será la cantidad de combustible que necesitará para moverse. Por esta razón, intenta mantener el baúl libre de cargas y solo con las herramientas esenciales.

 

5- Que el límite de velocidad sea tu amigo

La mayoría de los autos son diseñados para tener un consumo óptimo de combustible a una velocidad aproximada de 80 km/h. Por esta razón, si conduces a esa velocidad, podrás ahorrar mucho dinero en gasolina.

 

6- No necesitas ese último golpe

Aunque pienses que darle esa última sacudida a la pistola de despacho al llenar el tanque es conveniente, en realidad es un desperdicio. Sobrellenar el tanque del vehículo es una pérdida de dinero, ya que el exceso de combustible regresa al tanque de la estación cuando el tanque del auto está lleno.

 

7- Los autos detenidos pero encendidos son enemigos

Si mantienes el auto en marcha mientras esperas en la puerta del banco o del supermercado, no solo estás desperdiciando combustible sino que también estás acortando la vida útil del vehículo y contaminando el medio ambiente.

 


Fuente:
Todo Mail

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>