4 tips para transmutar una mala energía

Las palabras y los pensamientos son energías, vibraciones que forman puentes espirituales, cargados de emociones e intenciones pueden ser positivas o negativas. Una mala energía puede ser transformada. Conoce cómo con estos tips.

Lo creas o no, así como existe la luz, también existe la oscuridad, es por eso que debemos hacer una limpieza energética cuando las cosas no están fluyendo en armonía como deberían y nuestra intuición, nos está diciendo que es tiempo de renovación.

Bendícete

Cuando te bendices, no hay oscuridad que perdure, tienes el poder de crear y transmutar las energías, recuerda que eres un Alquimista. Manifiesta la luz poderosa de tu ser consciente y declara:

‘Bendigo ahora mi vida, mi familia, mi casa, mis finanzas y mi felicidad’.
Cancela

Toda la energía negativa que ha llegado a tu vida a través de decretos o pensamientos mal intencionados, cargados de bajas vibraciones y declara:

‘Yo cancelo, disuelvo y trasmuto cualquier energía negativa que se acerque o intente acercarse a mi vida. Rompo todo lazo espiritual energético con las personas que me han deseado mal, y lo entrego con luz a la justicia divina del Universo’.
Agradece

Por la transformación divina en tu vida y por la asistencia del Universo para manifestar tus decretos Aquí y Ahora. Declara:

‘Gracias divinidad por todo el amor, la protección y la luz que me rodea a mí y a mi familia, a nuestro hogar e intereses. Me bendigo y te bendigo. Gracias infinitas por todo.’

Puedes hacer esta limpieza y transmutación energética, acompañado de un incienso de canela, mirra, romero o jazmín.

Para mantenerte en armonía y plenitud constante, medita y fortalécete espiritualmente, la meditación equilibra nuestros chakras energéticos y activa nuestra aura para que actúe en su máxima expresión de Luz, como campo de protección espiritual.

Bendice

Cuando bendices a alguien o algo creas un escudo de luz de protección divina sobre la persona, animal o planta. Le deseas que todo lo que llegue a su vida sea para su bien. Así radica la importancia de bendecir con amor.

Bendice tu vida, tu trabajo (te guste o no), tu día, tu pareja, tus hijos, tu familia, tus amigos, tu dinero (sea mucho o poco), todo lo que haces.

Detente un segundo y bendice a la persona que está cerca de ti, puedes hacerlo mentalmente, obsérvala y verás que hay un ligero cambio en su rostro.

Bendice tu cuerpo sin importar si en este momento está sano o enfermo. Bendícelo, llénalo de luz, de amor, misericordia y perdón.

Bendice tus relaciones, sin importar si te encuentras ‘solo’ porque tú mismo te complementas.

Bendice tu trabajo, te paguen poco o te paguen mucho, porque al bendecirlo lo llenas de luz divina y de esa forma te estás preparando para algo mejor.

¡Tienes derecho a cosas maravillosas, solo tienes que creerlo y sentirlo!

Bendice tu existencia sin importar que hayan habido experiencias dolorosas; eso simplemente son pruebas para superar y crecer.

¡Bendícete con Amor!

 

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.