Una de las plantas más estudiadas debido a sus múltiples propiedades es el Allium Sativum, también conocido como ajete, ajo castellano, rocambola, entre otros. Es una especia ampliamente cultivada y venerada en la cocina a nivel mundial.

Esta raíz bulbosa tiene un aroma inconfundible, es mucho más que un condimento, es un alimento cargado de propiedades nutritivas y beneficiosas para la salud. Aquí te mostramos algunos:

 

1.- Antibiótico natural

 

Contiene un compuesto llamado alicina, el cual tiene potentes propiedades medicinales. Tiene un gran variedad de actividades antimicrobianas. En su estado de pureza, la alicina, tiene capacidad antibacteriana. Es decir, para que haga efecto, el ajo debe tomarse crudo.

Siguiendo esta norma, estaremos usando un agente curativo muy beneficioso para tratar enfermedades como el dolor de muela, diabetes o alergias.

¿Sabías que durante la Segunda Guerra Mundial, y debido a la escasez de medicinas, se utilizaban mucho los ajos? Imagínate lo bueno que es.

 

2.- Desintoxica el hígado

 

 

Es un excelente desintoxicante para nuestro organismo. Depura toxinas, elimina parásitos y libera del cuerpo metales pesados como el mercurio o restos de medicamentos que el hígado no puede procesar. Es rico en vitaminas A, B y C, ideales para estimular las funciones hepáticas.

  • En caso de tener el hígado graso es bueno consumir ajo a diario.
  • Es rico en vitaminas A, B y C, muy adecuadas para estimular las funciones hepáticas.
  • Si te levantas cada mañana con los ojos inflamados, la cara hinchada y con mal sabor de boca, es posible que tu hígado esté sobrecargado. En estos casos, el ajo te puede ser de gran ayuda.

 

3.- Controla el colesterol alto y la hipertensión

 

Tiene propiedades anticoagulantes y vasodilatadoras (aumenta el tamaño de los vasos sanguíneos) por lo que la sangre fluye más libremente y sin presión. Al mejorar la circulación reduce las dolencias como la hipertensión.

Es un buen remedio natural para un problema cardiovascular tan común como es la hipertensión. Esto se debe a la alicina y su capacidad vasodilatadora, la cual ayuda a disminuir la presión arterial.

El método más eficaz para que el ajo haga efecto ante esta dolencia, es tomarlo en ayunas al levantarse con un vaso de agua.

También, protege el corazón, las arterias y hace más flexible el sistema sanguíneo, manteniéndolo libre de colesterol. Es muy beneficioso por tanto para personas que padezcan varices, colesterol, o dolencias cardíacas.

 

4.- Mejoran la circulación

 

Varios son los estudios desarrollados a lo largo de estos años que desvelan las propiedades beneficiosas del ajo en la circulación sanguínea.

Rico en vitamina B, un compuesto esencial que reduce los niveles de homocisteína. Esta sustancia es la responsable de endurecer los vasos sanguíneos y de traernos múltiples problemas como trombosis o enfermedades de las arterias coronarias. Consumirlo en ayunas nos puede ayudar a combatir estos problemas.

La razón es la capacidad de la alicina de potenciar el aumento de agentes circulatorios que relajen los vasos sanguíneos, aumenten el flujo en la sangre y prevengan la formación de coágulos.

 

5.- Previene el Alzheimer

 

Sabias que el ajo previene enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y otro tipo de demencias. Esto se debe a que el ajo desarrolla antioxidantes que ofrecen beneficios protectores y curativos a las células del cerebro. Estas se hacen mucho más resistentes al estrés o a la inflamación, causas principales de la aparición de enfermedades neurológicas.

La oxidación causada por los radicales libres contribuye al proceso de envejecimiento. El ajo contiene antioxidantes que sostienen los mecanismos de protección del cuerpo contra la oxidación, es decir que te protegen contra el daño celular y el envejecimiento.

 

 

6.- Beneficios bucodentales

 

El ajo tiene capacidad antimicrobiana. Así lo demuestra un estudio en el que sustituyó la clorhexidina (sustancia antiséptica utilizada para el enjuague bucal) por el ajo como desinfectante de cepillo de dientes. El resultado fue igual de eficaz, lo que convierte al ajo en una potente alternativa a la clorhexidina.

Además, los suplementos de ajo aceleran el proceso de curación de herpes labial. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, el dolor y la hinchazón se reducen drásticamente.

 

 

7.- Evita los tumores cerebrales

 

Diversos compuestos orgánicos del azufre que contiene el ajo han sido identificados como eficaces en la destrucción de las células en glioblastomas, un tipo de tumor cerebral mortal, según demostró un estudio de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur (EE.UU.) y publicado en la revista Cancer.

Esta investigación puso de relieve la importancia de los compuestos procedentes de plantas naturales para el control del crecimiento de las células tumorales en el cerebro humano.

 

 

8.- Previene el cáncer de próstata

Un estudio publicado en la revista Journal of Cancer Prevention y llevado a cabo por un equipo de científicos del Departamento de Urología del Hospital de la Amistad en Beijing (China), concluyó que las verduras Allium, especialmente el ajo, se relaciona con un menor riesgo de cáncer de próstata.

 

 

9.- Fortalece los huesos

Sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas son muy beneficiosas para reducir el dolor en las articulaciones. Además, gracias a que es rico en antioxidantes, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Sirve como remedio natural para prevenir o tratar problemas como la artritis reumatoide, osteoporosis o osteopenia.

Fundaciones dedicadas a trabajar problemas óseos como Save our Bones, incluye el ajo dentro de los suplemento natural para la construcción de huesos sanos y fuertes.

 

 

10.- Bueno para resfriados y afecciones pulmonares

 

Si cada vez que agarras un resfriado tienes mucha mucosas, esta raíz te viene muy bien porque descongestiona y es un buen antibiótico natural para tratar problemas pulmonares.

También si sufres de sinusitis o estás pasando una época con mucha tos, puedes hacer vahos o prepararte algún jarabe a base de ajo.

Algunos estudios revelan que, una persona que consume ajo, puede contraer una resfriado en un 63% respecto a una persona que no lo consuma.

 

 

11.- Cuida la piel

 

Gracias a que es un potente antioxidante y es poseedor de elementos amiláceos y mucilaginosas, el ajo se convierte en un potente remedio natural para el rostro, manteniendo la piel joven, tersa y sobre todo sana.

La dermatitis, granos, furúnculos, piel seca, hongos, acné, piel irritada o sensible o arrugas pueden ser combatidas gracias al ajo.

Para que el ajo haga efecto en nuestro rostro, lo ideal es tomarlo machacado, combinándolo con un poco de aceite de oliva.

 

 

12.- Ayuda a que seas más longevo

 

Un estudio sugiere que el extracto de ajo envejecido previene el envejecimiento fisiológico sin afectar a los trastornos de memoria.

La investigación se llevó a cabo en ratones con senescencia (envejecimiento) acelerada y el resultado desvelaba una mejora notable en los déficit de aprendizaje y una esperanza de vida de dos meses extra.

 

 

 

⇒ Con información de Lifeder, La Vanguaria y Muy Interesante

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza