Aunque rara vez lo admites, el mundo, según lo ves no es nada más que un espejo en el cual se refleja tu estado interior. Que la vida esté llena de altibajos es algo que todos saben. No importa quién seas, cuánto dinero tengas, o en qué zona del mundo estés; vivir experiencias y situaciones desagradables a cualquiera le puede pasar.

Tomar una actitud positiva frente al mundo, te hará más feliz y hará que los demás sean felices contigo. No importa lo que pase a tu alrededor, trata de verle el lado positivo a las situaciones y siempre se lo encontrarás.

Una persona que piensa positivamente  no es que se rehuse a reconocer lo negativo, sino que se rehusa a vivir con lo negativo y este hábito te ayuda a lograr lo que deseas en la vida.

Existen maneras de adquirir este buen hábito para tener actitudes y pensamientos positivos, aquí te los resumimos:

 

1.- Cambia la mentalidad

Aunque en ese momento no lo percibas, todas y cada una de las situaciones que vives te enseñan algo, incluso las negativas. A ser más fuerte, a saber que de esa forma que lo has intentado no sale bien, a quererte más… Todo te enseña, todo te influye, y tú eres el que a fin de cuentas va a decidir cuando mire atrás qué recordar de esa experiencia.

Las experiencias realmente son neutras, nosotros somos quienes le ponemos la connotación emocional.

 

2.- Busca la lección en todo

Así como concentrarse en el lado bueno de las cosas, si le buscas la lección que puedes aprender, entonces la situación, circunstancia o peligro toma un significado completamente nuevo.

Comenzarás por comprender que cualquier situación que estés enfrentando en estos momentos necesitará que la enfrentes para poder aprender la lección contenida en esa experiencia.

Después todas las lecciones que aprendas de enfrentar los problemas que se te presenten te harán crecer y madurar más cada vez mejorando tu autoestima y eso lo podrás utilizar en tu favor para lograr tus metas.

 

3.- Enfócate en el Presente

Mark Twain alguna vez dijo:

En mi vida he pasado a través de cosas terribles, algunas de las cuales sí sucedieron

Con esto se refería al hecho de que usualmente haces que los problemas parezcan más grandes de lo que realmente son, todo esto simplemente dentro de la mente inconsciente.

¿Cuántas veces te das cuenta que aquello que te preocupa no termina ocurriendo en absoluto? y en el peor de los casos, ¿termina no siendo un problema tan grave como pensabas?

Pero enfocándote en el presente, minimizas tus preocupaciones y miedos sobre lo que podría fallar, que usualmente conlleva a tener emociones y pensamientos negativos.

 

4.- Concéntrate en la solución

Cada vez que una situación problemática te aparezca, concéntrate rápidamente en la solución, no en el problema. Todo el tiempo que ocupes en pensar en el problema irá minando tu actitud positiva hacia resolverlo.

Concéntrate en encontrar la solución al problema y divídela en tareas que puedas ir manejando, planea las actividades que deberás llevar a cabo para resolver la situación y ¡actúa!

 

5.- Sonríe

Sonreírle a la vida, a la gente, a los sucesos, ayudará a que tu actitud ante la vida y las cosas sea positiva. La sonrisa es algo que normalmente la gente devuelve, y ese feedback retroalimentará tu nueva forma de ver el mundo.

Regala sonrisas, puesto que es gratis y se verá recompensado.

 

 

6.-Dedícate unos minutos al día 

En ocasiones, no tener ni un minuto para ti mismo, hace que la persona se deprima, se vuelva esclavo de los deberes, y le resulte difícil mantener una actitud positiva. Para que esto no ocurra, dedica unos minutos al día a algo que le resulte placentero; un libro, un baño, un poco de deporte o cuidados personales bastarán.

 

 

7.-Valora las cosas por pequeñas que parezcan 

Los pequeños detalles son, generalmente los que llenan la vida de pasión e ilusión.

Intenta gozar de cada pequeño detalle como si fuese el último, valóralo como se merece.

 

 

8.- Disfruta cada segundo de vida 

La vida es más corta de lo que uno piensa, según dicen los que tienen una edad más avanzada. Por este motivo, hay que intentar disfrutar de cada uno de los segundos que esa vida ofrece, del Sol, de la lluvia, de los momentos con los amigos, con la familia, del amor, etc. Como si del último instante de la vida se tratara.

 

9.- Alimenta tu autoestima 

Poseer una autoestima baja, puede dificultar el camino para tener una actitud positiva. Si empiezas a tener una autoestima elevada, podrás ver el mundo con más optimismo.

 

 

10.- Plantéate metas diarias 

Aparte de hacer los deberes cotidianos, al levantarte de la cama, piensa en algo que te gustaría hacer, y procura hacerlo, sé positivo.

Procura una meta real para cada día e intenta cumplirla, de este modo, te sentirás recompensado y tu actitud ante los retos será mas positiva cada vez que veas cumplido alguno de ellos.

 

 

 

⇒ Con información de Euroresidentes, Organizateya y Taringa

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza