Los lazos que creamos con otras personas van más allá de un simple plano físico y material. Los lazos energéticos son una 'especie' de hilos u ondas energéticas que se crean entre las personas, y tienen como objetivo transmitir información y energías... Lo que quiere decir, que los lazos energéticos se crean cuando contraes un vínculo especial e íntimo con otra persona.

Estos lazos están unidos de chakra a chakra y efectúan unidad de todos los chakras con personas que queremos o queríamos, también con todas aquellas con las que diariamente nos relacionamos. Por esta razón, tener intimidad o contraer relaciones sexuales con una persona, va más allá del disfrute, del placer y de la satisfacción personal. Este es el momento propicio, en el que dos almas logran fusionarse a través del espíritu.

Luego de tener relaciones, el cuerpo femenino queda totalmente impregnado del aura del hombre, e incluso, la psiquis subconsciente del hombre es absorbida por la psiquis de la mujer. Por esta razón, y según sostiene teóricamente la Maestra Cecilia Gómez, sanadora en rango avanzado y fundadora de la Escuela Ramdas Rai, dice “una mujer puede sanar al hombre”, si efectivamente en el acto sexual hubo real amor.

La huella de la mujer en el aura del hombre, según dice la Sanadora Cecilia, queda por un tiempo de 28 días. Quiere decir, que, en la mente, en el corazón, y en el Ser del hombre, la mujer permanece activa por un período lunar completo. ¡Ahora entiendes porqué la necesidad de desactivar lazos energéticos!

Si posees lazos energéticos positivos, irás a recibir energía e información positiva y bonita. Pero, si, por el contrario, son personas no gratas y que no desean nada bueno para ti, todo lo que va a llegarte será muy perjudicial, recibirás energías negativas alarmantes, y posiblemente irás a enfermar. Lo que debes hacer de modo inmediato, es la práctica de técnicas poderosas que te ayuden a desactivar los lazos energéticos que poseas con otras personas.

 

1. Visualización

 

Siéntate en una posición cómoda y erguida y primero sitúa tu atención en tu respiración hasta que sientas que tu mente se calma y tus pensamientos dejan de ir en todas las direcciones. Si gustas puedes añadir una vela o un incienso para ayudarte en la relajación.

Luego, visualiza este lazo energético en tu cuerpo e imagina que lo puedes sacar del él y colocar con gentileza frente a ti. Es importante que mientras lo haces mantengas un estado de paz y amor, así como la conciencia de que es para tu propio bien y el mayor bien de todos (incluyendo tu ex pareja).

Para ayudar a tu intención a hacerse presente con claridad puedes repetir en voz alta o nivel interior estas frases:

Libero tu energía de mi energía. Te envío paz, amor y compasión. Aprecio el amor que compartimos, pero ahora es momento de dejarte ir. Te deseo lo mejor.

Luego imagina que tomas el lazo energético a la altura de tu corazón y lo cortas como si tuvieras unas tijeras energéticas en tus manos. Repítelo hasta que te sientas libre de la energía de tu ex pareja. Una vez que percibas esto puedes regresar a ti y decir:

Estoy completa dentro de mí. Merezco ser amado por quien soy. Siempre estoy conectado con el amor divino y siento el amor a mi alrededor. Sé que nunca estoy solo.

Por último evoca una luz blanca de amor puro y deja que te llene por completo.

 

 

2. Huevo de obsidiana

 

Para las mujeres existe la opción de utilizar un huevo de obsidiana que les permita trabajar con los bloqueos y energías en todo su cuerpo energético pero especialmente en los dos primeros chakras.

La obsidiana es una piedra que se deriva del enfriamiento de lava volcánica y es una piedra lunar. De tal manera que se coloca en la vagina por la noche antes de ir a la cama. Idealmente no debe de ser incomodo, sino tal y como colocarse un tampón. Esto permite que el músculo pubococcígeo se contraiga y ejercite todo el suelo pélvico proporcionando mayor salud y placer sexual. A la mañana siguiente se requiere pujar con suavidad y poner la mano en la apertura vaginal para recibirlo y evitar que caiga. Luego se debe enjuagar con agua hasta la noche siguiente.

Quizá durante los primeros días el huevo se resista a salir fácilmente, en cuyo caso no se debe forzar, ya que esto indica que está trabajando en tu interior y saldrá por si solo cuando el trabajo esté terminado. Puedes usarlo tres semanas y luego descansar durante tu periodo y repetir esto durante tres meses.

Es posible que tengas sueños vívidos, tu intuición se agudice y los sentimientos que mantenías bloqueados salgan a la superficie para ser reconocidos y resueltos.

Es importante mencionar que debe utilizarse un huevo artesanal, calibrado y de obsidiana auténtica, sin muescas ni marcas, ya que estas podrían lastimarte. Además no se debe usar durante la menstruación, la lactancia, el embarazo, cuadros agudos de enfermedades mentales o cuando se acaba de pasar por una operación, en cuyo caso se deben esperar tres meses.

Asimismo es recomendable que mantengas una bitácora de tu experiencia para poder registrar tu proceso y hacer consciencia de él. Por otro lado si te sientes demasiado frágil o sensible, es recomendable también que busques el apoyo de un guía o terapeuta profesional familiarizado con el uso del huevo de obsidiana.

 

Sexualidad Integral
Si te gustó este artículo, seguramente nuestro programa Sexualidad Integral con Karina Velasco, te va a encantar. Míralo cómo, cuándo y dónde quieras, suscribiéndote en nuestro canal digital

 

 

⇒ Con información de Harmonia.la y HermandadBlanca.org 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza