8 recomendaciones para “discutir en positivo” con tu pareja

Es común, hasta podemos decir que ‘normal’ tener una que otra discusión con nuestra pareja. Sin embargo, muchas personas sienten que es algo malo y que va a dañar la relación, sin darse cuenta que en realidad el problema está en cómo lo hacemos. Aquí unas valiosas recomendaciones para ‘discutir en positivo’.

Es verdad que no todas las disputas terminan el algo positivo, pero esto se debe a un problema de comunicación. Saber expresarnos y saber discutir… aunque no lo creas, es un arte que con madurez y conocer a tu pareja debes perfeccionar para obtener buenos resultados.

Encuentra una guía para que en tu próximo ‘debate’ puedas hacerlo de forma positiva con la única intención de mejorar como pareja y obtener algo positivo de ello.

1.- Antes de la discusión… Controla tu estado emocional

El primer paso para conseguir algo positivo de una discusión es empezarla lo ‘más calmado posible’. ¿No crees que es muy difícil que una discusión que empieza con gritos y reclamos termine en algo positivo?

Procura controlar tus emociones, empieza explicando de forma clara y objetiva qué es lo que te ocurre. Si sientes que no eres capaz de controlarte y que solo tienes ira en tu interior que necesita salir, lo mejor que puedes hacer es tomar un papel y pluma y escribirlo. Sí, así como lo lees, escribe todo lo que quieras decir.

De hecho, lo más aconsejable es que si estás sola, grita, reclama, sal a correr, etc… Lo que sea para que liberes esa energía de rabia y frustración.

 

2.- Elige un lugar, un momento y un tema a la vez

Si llegas a casa y tu pareja te recibe con gritos, reclamos y quejas, no te dará tiempo de entender, ni estar sincronizado con el tema del que van a hablar.

Lo primero es esperar el momento adecuado para captar su atención. Explica qué fue lo que provocó tu molestia, cuándo ocurrió y porqué te molestó.

Lo más importante es enfocar la discusión en un tema específico. No traigas, ni mezcles el problema actual, con cosas pasadas.

Cualquier discusión pasada, se da por entendido que ya lo superaron. Y sino es así… Viene una gran interrogante, ¿cómo siguen juntos?

 

3.- Escucha

No es simplemente oír. Hay que aprender a escuchar, prestar atención a lo que dice, cómo lo dice y porqué lo dice. Escucha bien antes de dar un respuesta, es mejor dar una respuesta que mejore la situación a terminar en gritos e insultos.

 

4.- Cuida tu lenguaje corporal

Tu movimiento corporal debe ser relajado, con una postura que muestre que estás dispuesto a escuchar y atender lo que te dicen.

Si tu lenguaje corporal se torna agresivo, molesto o enfadado, la otra persona estará a la defensiva y no van a llegar a ningún acuerdo.

 

5.- No etiquetar, ni hacer generalizaciones

Esto se refiere a que si usas palabras como Nunca o Siempre, estás dando por sentado que a lo que te refieres ocurre al 100%, y en realidad debes ser consciente si esto es así, caso contrario, es mejor evitar estas palabras para evitar reproches que otros sientan injustos y seguramente pasarán al ataque.

 

6.- Antes de disparar, pregunta

Antes de hacer alguna acusación es mejor preguntar. ¿Estás 100% seguro que lo que vas a decir es cierto? Caso contrario, es mejor preguntar y permitir que la otra persona de su versión.

Muchas veces se malinterpreta algún comportamiento, cada persona interpreta la realidad de forma diferente y eso genera malos entendidos.

 

7.- Pide lo que quieres

En este momento quizás la discusión ya llegó a un tono más alto,  es aquí justamente donde debes aplicar el rumbo de la pelea hacia algo positivo.

Aquí debes empezar por decir lo que harás tú para mejorar la situación, como una iniciativa para encontrar una solución. Luego, es el momento de pedir amable y directamente lo que deseas.

Así evitas caer  en una discusión y te enfocarás en encontrar una solución.

 

8.- Resume la discusión y termina en positivo

Estas conversaciones no deben ser con el fin de discutir con tu pareja, todo lo contrario buscar una solución y mejorar por el bien de los dos. Finalmente, concluye la discusión.

Da gracias por el tiempo que se dieron y porque te escuchó. No olvides asegurar que las cosas van a mejorar y expresar si te apetece una muestra de cariño, quizá no en el mismo momento, pero después de un tiempo, si.

 

¡Buena suerte!

 

⇒ Con información de Mujer Hoy, Psicoemocionate e Historias para Mujeres

 

 

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.