Al igual que varios platos y bebidas tradicionales como el ceviche (o cebiche) o el pisco, el rompope también forma parte de aquellas delicias latinoamericanas cuyo origen se lo atribuye y disputa más de un país de la región, más aún en esta época ya que es típicamente navideño. Sin embargo, como ocurre con los otros ejemplos, el consenso es que más allá de la disputa de su lugar de nacimiento, su sabor es increíble e incomparable.

La ‘historia oficial’ dice que esta bebida alcohólica, que destaca por ser dulce y cremosa, se originó en Puebla de los Ángeles, en México, más precisamente en el convento de las monjas Clarisas, quienes solían recibir a políticos y personalidades importantes de aquella época (unos pocos años después de la conquista española).

Como la iglesia mantenía controlada toda la población y se inmiscuía profundamente en los asuntos políticos, los conventos eran los lugares en los que con regularidad se recibían a las autoridades eclesiásticas y personalidades del gobierno. Las monjas Clarisas eran expertas en alojar a figuras de alcurnia y, cuando ello sucedía, preparaban los mejores platillos y bebidas, entre ellas el rompope, el cual –por cierto- ellas nunca probaban.

Es así como transcurrieron los años y los siglos, y este poche de huevo es en la actualidad una de las delicias que más se disfrutan en Navidad. Aperitivo dulce, sabroso, casero, que recuerda siempre el ambiente festivo de las celebraciones en familia y entre amigos… te compartimos a continuación tres recetas de rompope, para que prepares la que más te guste:

 

Receta de Rompope Tradicional:

Necesitarás:

750 gramos de azúcar blanco común
1 ½ litros de leche
4 yemas de huevo
½ vaso de alcohol a tu elección (hay quienes prefieren ron, otros vodka, otros simplemente lo hacen sin alcohol para que los niños también puedan disfrutarlo)
1 rama de canela
1 vaina de vainilla (que se puede reemplazar por una cucharada de esencia de vainilla)
½ taza de almendras peladas y picadas
Una pizca de nuez moscada rallada (o nuez moscada molida, seca)

Prepáralo así:

Coloca la leche en una cacerola gruesa y lleva a fuego moderado. Agrega la canela y la vainilla y remueve con una cuchara, preferentemente de madera. Cuando rompa el hervor, retira del fuego y deja enfriar.

Tritura aparte las almendras con el azúcar (puedes usar una batidora o una procesadora), y vierte la leche ya fría por encima. Agrega las yemas (apenas batidas para romper la liga) y la nuez moscada, y vuelve a batir, a mano o en el implemento.

Agrega la preparación a la olla y vuelve a cocinar a fuego moderado por unos 5 a 7 minutos, para cocer las yemas. Si vas a agregarle el alcohol, luego de la cocción retira del fuego y deja enfriar. Agrega el alcohol o el licor con el preparado ya frío, removiendo con cuchara de madera.

Finalmente, lleva tu preparación a la ponchera y déjala a temperatura ambiente por algunas horas, preferentemente al sol, para que los sabores se concentren y el rompope quede delicioso por la noche.

 

Receta de Rompope ‘Fuerte’:

Es otra variante del rompope que solían hacer las abuelas y hoy se le conoce como ‘Rompope Fuerte’, pues es más condensado y consistente.

Coloca en una olla dos litros de leche, medio kilogramo de azúcar, canela en rama o molida, nuez moscada rallada o molida, y algunos clavos de olor (al gusto). Remueve con cuchara de madera y lleva a hervor solo por unos instantes para luego retirar del fuego y dejar enfriar. Una vez frío, fíltralo y consérvalo.

Aparte, bate 10 yemas de huevo hasta punto letra (las yemas se tornan algo blanquecinas). Alcanzado este punto, agrega de a poco la leche filtrada o colada, junto con el alcohol o el licor de gusto (de medio litro a 750 cc).

 

Receta de Rompope Vegano:

La tercera y última variante que te presentamos es, por supuesto, la opción vegana para todos aquellos que prescinden de los productos animales y sus derivados:

 

Necesitarás:

2 paquetes de tofu suave
2 tazas de leche de almendras, coco o soja, sabor vainilla
1 cucharada de extracto de vainilla
1/4 de taza de azúcar
1/4 de taza de almendras finamente trituradas, o harina de almendra
2 cucharadas de azúcar morena
1 palito de canela
1/2 a 1 taza ron o brandy, opcional
1 pizca de cúrcuma
1 pizca de nuez moscada

Prepáralo así:

En la licuadora o el procesador, combina todos los ingredientes excepto la nuez moscada. Mezcla bien todo parando ocasionalmente para raspar los lados del tazón. Sirve bien frío y espolvorea con la nuez moscada.

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza