Los zumos verdes son un tipo de bebida hecha a base de varios vegetales y una fruta que le da el dulzor que a todos gusta. Se realizan en un extractor, exprimidor o procesador que separa la fibra y la parte líquida de los alimentos, con lo que se obtiene un líquido lleno de nutrientes y de fácil absorción ya que no necesita digestión.

Hace pocos años nadie conocía este tipo de zumos y, sin embargo, actualmente se han popularizado alrededor del mundo debido a sus múltiples propiedades beneficiosas para la salud, tanto para la curación como para la prevención de una gran variedad de enfermedades.

Es recomendable consumirlos en ayunas y es indispensable estar plenamente conscientes que, por muy nutritivos que sean, en ningún caso reemplazan a ninguna de las tres comidas básicas del día, por lo que incluso alrededor de media hora después de tomarlo ya estarás listo para desayunar. También puedes beberlos antes o después de realizar ejercicios.

Otro aspecto importante que debes considerar es que no deben guardarse o prepararse con anticipación. La razón de aquello es que inevitablemente se oxidan debido a que no poseen fibra alimentaria.

Para preparar un buen zumo verde necesitarás:

 

Imprimir

 

Con este conocimiento puedes dejar de lado las recetas y crear tus propios zumos de vegetales según los alimentos que tengas a la mano y que más te gusten, confiando mucho en tu intuición para saber lo que tu cuerpo necesita.

Los aportes nutricionales dependerán del tipo de alimentos utilizados, ya que cada uno tiene propiedades únicas. Sin embargo, de forma general se puede nombrar algunos de los principales aportes de los jugos verdes:

- Shot de vitaminas y minerales: las frutas y vegetales crudos poseen gran cantidad de vitaminas y minerales, y debido a que este tipo de bebida no contiene fibra, no se da el proceso de digestión y los nutrientes van directamente a la sangre, donde se absorben. Algunos de ellos son: Hierro, Calcio, Vitamina C, Vitamina K, entre otras.
- Antioxidantes: Los antioxidantes brindan protección contra los radicales libres que provocan envejecimiento celular, por lo que se puede decir que previenen el envejecimiento prematuro.
- La clorofila presente en las hojas verdes aporta oxígeno a la sangre.

En definitiva, con los zumos verdes obtienes:

  • Desintoxicación del organismo
  • Desinflamación general
  • Hidratación de las células
  • Alcalinización del organismo
  • Oxigenación de la sangre
  • Fortalecimiento del sistema inmune
  • Mejoramiento de la movilidad intestinal, mejorando problemas de estreñimiento
  • Efecto energizante y revitalizador

Todos esos puntos te ayudan a mantener la salud, y en el caso de enfermedad apoyan la auto-curación del organismo. Te invitamos a incluir este tipo de bebidas en tu día a día, verás que es una excelente forma de vivir sano y feliz, y si de paso los vegetales y frutas que utilices son orgánicos, ¡los beneficios se potenciarán por mil!

 

Andrea Tinoco

Andrea Tinoco

Nutricionista de profesión, defensora de la alimentación natural, amante de la vida y de la Tierra, le gusta probar nuevos sabores, aprender sobre culturas ancestrales y conocer lugares diferentes. Cree firmemente que la alimentación puede ayudar a la humanidad a expandir la consciencia y cambiar un modelo de producción a través de los hábitos de consumo.
Andrea Tinoco