La psicología de la personalidad ¿Por qué somos como somos?

¿Por qué somos como somos? Es una pregunta que la raza humana se ha venido haciendo desde hace siglos. Poco a poco, con el desarrollo del conocimiento científico y la psicología de la personalidad se han encontrado respuestas contundentes.

En esta ocasión vamos a adentrarnos en la definición de esta especialidad y dar respuestas acerca de nuestra personalidad.

La psicología de la personalidad se conoce como una especialidad o rama de la psicología que estudia las actitudes, comportamientos, sentimientos y carácter de cada persona o grupo de personas con la finalidad de comprender estos aspectos únicos.

Por muchos años se ha venido estudiando la personalidad para dar respuestas al comportamiento y forma de ser de las personas.

Las principales teorías que se empezaron a llevar a cabo fueron la perspectiva psicodinámica, la biológica y la conductista.

¿Qué es la personalidad?

La personalidad hace referencia la forma de ser de cada individuo, incluyendo sus pensamientos, sentimientos, comportamientos, cogniciones, ajustes en la sociedad, entre otros.

¿Quieres saber cual es tu personalidad?

¡Prueba un test online de la personalidad ahora mismo!

La personalidad se desarrolla desde niños de acuerdo con la educación, el entorno o sociedad.

Un dato interesante es que la personalidad también viene dada por herencia genética. Es por esta razón que a veces solemos decir que nuestro carácter o manera de ser es similar a la de nuestros padres u otros familiares.

Durante el estudio de la personalidad se ha llegado a pensar que las personas son similares en algunos aspectos, pero diferentes en otros.

Por ejemplo, una persona puede ser modesta y extrovertida, mientras que otra puede ser modesta e introvertida. Sin embargo, se ha determinado que cada individuo es único y tiene su propia personalidad ya que, no todos actuamos y pensamos de formas idénticas.

¿Cómo se divide la psicología de la personalidad?

La psicología de la personalidad se divide en 3 sub-campos:

Psicología general de la personalidad, la cual se encarga de estudiar los procesos y estructuras relacionadas con la personalidad de manera general.

Psicología diferencial de la personalidad, como su nombre lo describe, ésta se encarga de estudiar las diferencias entre las personas y la sociedad.

Psicología individual de la personalidad, es la que más se centra en responder las razones por la que somos como somos. Estudia al individuo en todo el aspecto de la personalidad para analizarlo y compararlo con otros grupos sociales.

LOCUS DE CONTROL Y EXPERIENCIA INTERNA

Los conceptos que explican de la mejor manera cómo el individuo piensa, se comporta y responde dentro de la sociedad son el locus de control y la experiencia interna.

El locus de control (también conocido como lugar de control) en psicología de la personalidad, es el control que cada persona tiene de sí mismo de manera interna y externa.

Quienes desarrollan el locus de control interno por lo general son más responsables, comprometidas con sus labores, asumen nuevos retos, entre otras cosas.

Por otro lado, aquellos que desarrollan el locus de control externo no son muy perseverantes comprometidos y, en la mayoría de los casos, se dan por vencidas con facilidad.

La experiencia interna por su parte puede ser el concepto que ayuda a comprender de qué manera las personas se comportan, actúan y responde. Por lo que, la psicología ha definido la personalidad a través del comportamiento, pensamientos y sentimientos. Es decir que ha determinado que la respuesta sobre la gran duda ¿Por qué somos como somos? Viene dada por la experiencia interna de cada individuo.

Psicólogos como Russell Hurlburt, Rayburn y Davison realizaron diversos estudios para desarrollar métodos que miden la experiencia interna, las cuales son:

  • Muestreo descriptivo de la experiencia (DES),
  • Pensamientos articulados en situaciones estimuladas (ATS)
  • Método experimental

Para finalizar, es más que evidente que nacemos con la personalidad en nuestros genes, y que además de ello desarrollamos rasgos de personalidad a través de nuestras experiencias internas, de la educación y el entorno en el que nos toca vivir. Este mismo nos enseña a afrontar el mundo y desenvolvernos en la sociedad.

A medida que pasan los años podemos moldear nuestra personalidad, de eso no hay duda, pero jamás cambiar el núcleo de esta, pues ella queda hasta nuestra vejez.

 

Denisse Espinoza


Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.