Si te gustan los aromas agradables y quieres saber cómo mantenerlos, hoy te proponemos unos simples trucos para perfumar la casa, sin necesidad de gastar dinero en desodorantes de ambientes y productos químicos.

 

1.- Mantén la ventilación y deja que entre la luz

A diario, aunque te estés preparando para salir bastante apresurada, corre las cortinas y deja que aún con las ventanas cerradas, entre la luz.

Si vas a estar en casa abre la cantidad de ventanas que el clima te permita, y si vives en un sitio muy húmedo, después de ventilar vuelve e a cerrar todo y coloca el deshumificador para que la saturación no produzca mal olor.

 

 

2.- Utiliza ramas de eucalipto, hojas de menta y más

Prueba incorporar ramas de eucalipto u hojas de menta en la decoración de la sala y estudio. Su aroma impregnará la casa con su rico olor y sentirás la diferencia tan pronto abras la puerta.

Otra opción es hacer un ambientador casero para tenerlo a la mano al finalizar la limpieza de un área. Solo necesitamos diluir en una taza y media de agua y 20 gotas de aceite de durazno, lavanda o brisas del mar, y verter la mezcla en un envase rociador.

OJO: No debes conservar el contenido por más de tres días pues pierde su olor.

 

 

3.- Frutas cítricas con miel y canela, tu aliado contra el mal olor

Si te has comido unas naranjas o mandarinas en el desayuno no las deseches. Coloca la piel en una olla con agua y cúbrelas con dos cucharadas pequeñas de miel y unos palitos de canela. Pon a fuego medio bajo y deja hervir por 15 minutos.

Vierte la mezcla en unos envases y colócalos en varias áreas de la casa. Déjalas allí una hora aproximadamente.

Otra opción es mezclar una taza de agua, una taza de vodka y unas 20 gotas de aceite esencial de naranja y colocarla en una botella rociadora para perfumar los ambientes de la casa.

También, puedes poner a hervir unas ocho tazas de agua en una cacerola y agregar rodajas de limón, lima y naranja, con algunas hojas de menta y bajar el fuego al mínimo durante varios minutos, agregando agua si fuera necesario. El olor impregnará la cocina y toda tu casa.

 

 

4.- Aceite esencial para perfumar la casa

Si quieres que cada rincón de tu hogar esté impregnado de aromas agradables, siempre encontrarás un aliado en los aceites esenciales.

Diluye 20 gotas de aceite esencial de lavanda en media taza u ocho onzas de agua y coloca la mezcla en una botella con rociador. De esta manera podrás perfumar la casa luego de terminar con la limpieza y lograr un ambiente calmo y fresco. Claro que puedes optar por otras esencias y perfumes que sean de tu gusto.

 

 

 

5.- Usa detergentes naturales para limpiar

Para los pisos de la casa te recomendamos que eches unas gotas de jugo de limón para limpiar.

Los counters de la cocina, donde siempre hay humedad o comida, pasa un paño mojado en agua y un chorrito de vinagre y verás que la cocina queda libre de malos aromas. El vinagre deja de oler cuando se seca, así que tranquilo.

 

 

6.- Elimina para siempre el mal olor del baño

Estamos seguros que piensas que una de las áreas más delicadas para controlar su aroma son los baños. Como consejo, una vez los termines de limpiar, pasa una esponja humedecida en una mezcla de bicarbonato de sodio y agua.

Para su mantenimiento diario, échale una tapita de cloro o desinfectante en los inodoros y desagües antes de salir de casa o al momento de acostarte.

 

 

 

 

⇒ Con información de Facilisimo e I Mujer

 

 

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza