Muchas veces tu cerebro te engaña y te pide comida cuando en realidad lo que tienes es sed. Cuando tengas hambre, bebe un vaso con agua. Cuando intentas bajar de peso, reducir la cantidad que se come es esencial, pero la sensación de hambre es una de las razones principales por las que la mayoría de las dietas fallan dentro de una semana.

En lugar de seguir un tipo de dieta en las que se tiene apetito continuamente, una buena manera de perder peso y mantenerlo es llevar una alimentación sana y con refrigerios que contengan fibra.

La fibra no solo actúa como un saciante natural que hace que te sientas lleno, sino que también es eficaz para perder peso ya que tiene la función de absorber azúcares y grasas, por consiguiente calorías.

 

1.- Agua

 

OK-AGUA

 

Tomar agua puede engañar la creencia de que tengas hambre. ¿Por qué? Los síntomas del hambre son similares a la deshidratación: bajo consumo de energía, reducción de la función cognitiva y pobre estado de ánimo.

Así que la próxima vez que se te antoje un bocadillo en la tarde, bebe un vaso de agua y espera 10 minutos. Es probable que tu sensación de hambre pase y hayas ahorrado el consumo de cientos de calorías.

 

 

2.- Aguacates

 

 

Aguacate

 

Comer la mitad de un aguacate a la hora del almuerzo puede ayudarte a sentirte lleno durante el resto de la tarde, según un estudio publicado en Nutrition Journal.

Un aguacate puede aportar de 10 a 12 gramos de fibra; es un alimento que aporta muchos nutrientes al organismo.

Las mujeres que hicieron esto se sintieron un 22 por ciento más satisfechas y tenían un deseo de un 24 por ciento inferior de comer tres horas más tarde que en los otros días que comían una comida calórica equivalente sin aguacate.

Pero ojo, no se debe comer demasiado ya que debido a la grasa monoinsaturada que contiene podría hacer que aumentes de peso.

 

3.- Frijoles, garbanzos y lentejas

 

 

 

OK-granos

 

Estos son súper alimentos ricos en proteínas que también contiene fibra, antioxidantes, vitaminas del complejo B y hierro. Comer más de ellos también puede ayudar a controlar el apetito.

Comer más de ellos controla el apetito. Un reciente análisis publicado en la revista Obesity revela que las personas quedan un 31% más satisfechas después de una comida que incluya estos alimentos.

 

 

4.- Chile

Chile

 

La capsaicina, el compuesto que tienen los chiles, dispara nuestro metabolismo. Una investigación reciente de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos muestra que el picante también puede controlar el apetito.

El estudio, que fue publicado en la revista Appetite, encontró que la adición de 1/4 de cucharadita de chile a cada comida aumenta la saciedad y plenitud. Es más, a algunos de los participantes solo se les permitió consumir el 75 por ciento de su ingesta diaria de calorías recomendada, pero no se sentían con ganas de seguir comiendo después de la cena.

 

5.- Chocolate oscuro

 

 

Chocolate negro

 

 

Cuando tengas antojo de algo dulce, come chocolate negro, este reduce la presión arterial, protege el corazón y el cerebro. También llena más que el chocolate con leche y puede ayudar a reducir los antojos de alimentos dulces y salados.

 

6.- Huevos

 

 

huevos

 

 

Comenzar el día con huevos te dejará satisfecho hasta la hora de la comida.

Una investigación de la Universidad de Missouri en Columbia sugiere que comer un desayuno de 300 calorías compuesto de 30 a 39 gramos de proteína reduce la sensación de hambre y aumenta la saciedad durante el tiempo entre el desayuno y la comida. Es más, la investigación reveló que quienes comen desayunos ricos en proteínas consumen menos calorías durante el día.

 

 

7.- Nueces

 

 

OK-nueces

 

Los frutos secos son alimentos saciantes que te ayuda a comer menos. En un estudio de la revista British Journal of Nutrition, las mujeres obesas que mezclaron tres cucharadas de mantequilla de maní con crema de cereal de trigo y jugo de naranja se sentían llenas durante hasta 12 horas después de terminar el desayuno, al contrario de los que no comieron productos con frutos secos.

Las nueces están diseñadas por la naturaleza para controlar el apetito, ya que son ricas en grasas insaturadas saludables, junto con las proteínas y la fibra.

 

 

8.- Avena

 

 

harina-de-avena

 

La harina de avena te hará sentir lleno por más tiempo, sugiere un estudio de Journal of the American College of Nutrition. Los participantes se sirvieron 250 calorías de cereal o avena con 113 calorías de leche.

Quienes consumieron avena fueron saciados por más tiempo y experimentaron una mayor reducción del hambre y una disminución del deseo de comer en comparación con los consumidores de cereales listos para el consumo… ¿Por qué la diferencia?

La harina de avena es alta en fibra y proteínas y también tiene una mayor cantidad de beta-glucano, los azúcares que le dan a la avena sus propiedades saludables para el corazón, la hidratación y el peso molecular en comparación con cereales listos para el consumo.

 

 


⇒ Con información de Mejor con Salud e Ignis Natura

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza