Un episodio temporal de resequedad bucal no es para preocuparte. De hecho, eso es lo que probablemente está causando tu problema en primer lugar. La preocupación, el estrés y el nerviosismo pueden hacer que tu boca termine sintiéndose como el desierto del Sahara.

Si este es el caso, aquí te damos unas cuantas sugerencias de los profesionales en terapias alternativas para aliviar la resequedad bucal ocasional.

  • Respiración: la solución de Darth Vader

Puedes solucionar la resequedad de boca causada por el estrés respirando por la nariz, dice John Douillard, D.C., un quiropráctico, experto en Ayurveda y director de LifeSpa en Boulder, Colorado.

“Solo inhala y exhala profundamente por la nariz durante aproximadamente diez minutos”, dice. Según los principios ayurvédicos, este método de respiración llena la parte baja de tus pulmones, lo que a su vez activa al sistema nervioso parasimpático, que es la parte de tu sistema nervioso que te tranquiliza.

También dice que se debe constreñir un poco la parte trasera de la garganta mientras respira, para que las inhalaciones suenen como las del famoso personaje de la película La guerra de las galaxias llamado Darth Vader.

“Esto tensa los músculos abdominales inferiores y le da masaje al nervio vago, lo cual también disminuye el estrés físico”, dice el Dr. Douillard.

 

  • Coenzima Q10: Para que nuevamente entre en circulación

En muchas personas, esta sustancia mejora la circulación hacia todas las áreas del cuerpo, incluyendo la boca, cree Flora Parsa Stay, D.D.S., una dentista de Oxnard, California. Para aquellas personas con resequedad bucal crónica, mejorar la circulación puede ayudar a impedir el mal aliento, las caries, y las enfermedades de las encías, que son tres síntomas comunes de este problema.

Ella recomienda 60 miligramos al día si ya presentas estos síntomas y de 10 a 30 miligramos al día como dosis preventiva.

 

  • Vitamina C: Para reparar los tejidos

Todos los tejidos que hay en la boca, incluyendo la lengua, las encías, la parte interna de los cachetes y los labios, se dañan cuando padeces resequedad bucal crónica.

Para ayudar a prevenir y reparar esos daños necesitas tomar cantidades adicionales de vitamina C. Se recomienda un consumo diario de 2000 miligramos.

  • Vitaminas B: Bote las bacterias

La mayoría de los síntomas que produce la resequedad de boca son causados por bacterias. Para combatirlas, necesitas aumentar la fortaleza de tu sistema inmunitario y eso es justo lo que hacen las vitaminas del complejo B.

La Dra. Stay sugiere que hables con tu doctor sobre tomar un suplemento diario que contenga 100 miligramos de las principales vitaminas del complejo B, como tiamina, niacina, riboflavina y vitamina B6.

 

  • Hidraste: Un humectante natural

Para mantener tu boca húmeda y aliviar las encías inflamadas, lávate la boca con un enjuague bucal de hidraste (sello dorado, acónito americano, goldenseal) antes de irte a acostar, dice la Dra. Stay.

Prepara una taza de infusión de hidraste, déjala enfriar y mézclala con una cucharita de bicarbonato de sodio, elemento que también ayuda a bajar la inflamación.

Utiliza esta solución como enjuague bucal cada noche, haciendo buches en tu boca durante el mayor tiempo posible antes de escupir.

  • Homeopatía: Un auxiliar útil

El remedio homeopático llamado Natrum muriaticum es particularmente eficaz cuando hay grietas en las esquinas de la boca y cuando se ha perdido el sentido del gusto, que es un síntoma común de la resequedad de boca, dice la Dra. Stay.

Toma la potencia 30C de este remedio, disolviendo una tableta debajo de tu lengua al día.

 

  • Aloe Vera: para aliviar las encías inflamadas

El gel de aloe vera (sábila, acíbar) puede aliviar las encías sensibles, inflamadas y que arden, dice la Dra. Stay.

Coloca un poco de gel de aloe vera 100% puerro en un hisopo (escobilla) de algodón y aplícatelo suavemente sobre las áreas inflamadas de tus encías.

No comas ni bebas nada durante una hora después de aplicartelo. Quizás tengas dificultades para encontrar gel puro de aloe vera. El gel de una hoja recién cortada también funciona, dice la Dra. Stay.

  • Agua: una solución para personas de edad avanzada

Entre las personas de más de 60 años de edad, una causa común de la resequedad de boca es que sencillamente no toman suficiente agua.

Si padeces resequedad bucal crónica, necesitas tomar cuando menos doce vasos de agua al día (un total de 96 onzas o casi tres litros), dice la Dra. Stay.

Cómprate una botella con agua, tenla llena, llévala contigo y dale sorbos a lo largo del día.

 

Fuente: Libro de Curas Alternativas de Bill Gottlieb, autos de nuevas alternativas para curarse naturalmente.

Imagen obtenida de bienestar.salud180.com

 

 

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza