El vidrio es un material que se obtiene de la arena sílice, y se fabrica mediante la fundición de la misma a unos 1,200 a 1,500 grados centígrados de temperatura, es 100% reciclable de forma indefinida, es decir, que se puede reciclar totalmente una y otra vez, sin perder sus propiedades, ni calidad en el proceso, eso sin importar su estado de conservación, y sin generar subproductos tóxicos.

Es un material extremadamente aprovechable para generar materia prima nueva a partir de la ya existente, y que además posee múltiples beneficios, así lo explica Owens-Illinois, una empresa productora de envases que brinda soluciones de empaques de vidrio que permitan a los clientes contar con envases de calidad.

Conoce todos los beneficios de reciclar materiales de vidrio, aquí:

1.- Nace puro y se conserva higiénico durante toda su vida

Porque es inerte, además mantiene su contenido sin alteraciones en el aroma, sabor y color, y no transmite peligrosos químicos a los alimentos o bebidas que contienen. Por esta razón, es mucho mejor comprar productos que vengan envasados en vidrio, y no en plásticos, ya que estos últimos en algunos casos contienen sustancias químicas consideradas cancerígenas, que según algunos pueden ser traspasados a los alimentos y bebidas que contienen, y que después consumimos, tal es el caso de los Plásticos #3 y #6, que además no son reciclables.

 

2.- Es rigurosamente hermético ya que no tiene porosidad

Esto lo hace más saludable, y perfectamente reutilizable, además de reciclable, a diferencia de algunos plásticos como el Plástico #1 conocido como PET o PETE, el cual no debe reutilizarse, sino solo reciclarse porque el mismo es poroso, y por tal motivo tiende a absorber sabores y bacterias difíciles de eliminar.

 

3.- El vidrio es un material duradero en el tiempo y no biodegradable

Ya que el aire no lo oxida, no se ablanda, y soporta cambios de temperatura manteniendo su integridad. Por esta razón, los envases de vidrio NO deben tirarse a la basura bajo ningún concepto, porque al botarlos ya sea que vayan a dar a los vertederos, suelos o mar, solo contaminan por siglos; por lo que, el vidrio y los materiales hechos de vidrio deben siempre reutilizarse como aquellos envases o frascos que podemos usar para guardar semillas, especias, harina, granos, etc., o bien retornarlos cuando sean ‘retornables’ como en el caso de ciertos envases de refrescos, gaseosas y cervezas, o reciclarlos ya que muchos envases en que vienen productos alimenticios como salsas, mayonesas, jugos, mermeladas, etc., si no son reutilizados deben reciclarse para hacer nuevos productos.

 

vidrio

 

¿Cómo hacerlo?

Para reciclar botellas, envases, frascos, recipientes, etc. de vidrio, los mismos deben estar limpios, sin tapas, ni corchos, y debes removerles las etiquetas. Además, deben separarse por colores:
1) Vidrio cristalino o transparente.
2) Vidrio café o ámbar.
3) Vidrio verde y azul.

Pueden existir envases o botellas de vidrio en otros colores, y en estos casos los mismos deben agruparse dentro de los vidrios verde y azul. Si los envases, botellas, etc. de vidrio están rotos, también pueden reciclarse, no tienen que estar en perfecto estado, incluso puede reciclarse en pedazos, igualmente atendiendo a su separación en los mencionados colores.

Siempre deben acumularse en contenedores o recipientes resistentes para evitar accidentes, y siendo muy cuidados y responsables en su manejo.

Guárdalos en un lugar seguro, lejos de los niños, y cuando tengas suficientes llévalos a un centro de acopio, o bien que te los busquen en tu casa o establecimiento, conjuntamente con el resto de los materiales que hayas reciclado, afíliate a alguno de los programas o proyectos de reciclaje que haya en tu comunidad o país.

El reciclado de vidrio entraña beneficios sociales, ambientales y económicos, ya que genera un significativo ahorro energético
Por  cada 3.000 botellas que se depositan en el iglú se ahorran 130 kg de fuel, debido a que el vidrio que se recicla funde a una temperatura más baja. La energía requerida para fundir la fórmula del vidrio, puede disminuir hasta la mitad, dependiendo de la cantidad de vidrio que se introduzca al horno. De hecho, el vidrio reciclado ahorra de un 25% a un 32% de la energía utilizada para producir vidrio nuevo.

Si hiciéramos una extrapolación de datos para trasladar el ahorro energético a una situación doméstica podríamos afirma que tan solo con la energía que ahorra el reciclaje de una botella sería posible mantener encendida una bombilla de 100 vatios durante 4 horas.

Sé consciente con el planeta y los recursos naturales que existen, úsalos sabiamente; si ya existen productos insertados en la cadena de producción, como los de vidrios, no los desperdicies, ¡recíclalos!

 

 

⇒ Con información de Ecológicamente Correcto e Infoecología

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza