7 beneficios de la quinua para tu salud

La quinua o quinoa es un pseudo cereal considerado como un superalimento que no debe faltar en tu lista de compras, ni en tu mesa porque además de tener un delicioso sabor al combinarlo con otros ingredientes, es muy saludable.

Origen

Esta semilla proviene de los Andes. En 1996  la FAO (Organización de Las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) la catalogó como uno de los cultivos con gran futuro para la humanidad, debido a sus beneficios, diversos usos, pero sobre todo, por considerarse una gran fuente para atenuar los problemas de desnutrición.

Propiedades

Destaca el contenido de potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc entre los minerales, mientras que también ofrece vitaminas del complejo B en cantidades apreciables y vitamina E con función antioxidante.

Contiene muchas más proteínas y grasas, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3.

Tiene un alto aporte de fibra, ya que puede alcanzar los 15 gramos por cada 100 gramos, siendo en su mayoría, fibra de tipo insoluble como poseen característicamente las semillas.

Beneficios

1.- La riqueza energética, proteínica y mineral de esta semilla hace que se trate de un alimento muy completo y adecuado para todas las edades.

2.- Beneficiosa en la dieta de personas celíacas porque no contiene gluten.

3.- Tiene una proporción de proteínas más alta que ningún cereal. Un dato muy importante es el hecho que no requiera plaguicidas, ni fertilizantes, esto la convierte en un alimento muy apreciado entre los seguidores de la alimentación natural, especialmente los veganos, que tienen en ella un ingrediente de lujo para completar su dieta sin presentar una carencia de proteínas de calidad.

4.- Es apta para diabéticos, pues posee un índice glucémico bajo gracias a sus carbohidratos complejos, fibra y contenido en isoleucina, leucina y valina, que equilibran el azúcar sanguíneo.

5.- Otro beneficio importante es el suministro constante de energía al sistema nervioso porque favorece el rendimiento mental. También la fenilalanina, que interviene en la síntesis de neurotransmisores que promueven la alerta y el funcionamiento cerebral. A ello se suman el ácido glutámico, el magnesio, el hierro y el fósforo.

6.- También ayuda en caso de estrés gracias al aminoácido tirosina y al efecto tranquilizante del triptófano y la glicina. Además aporta magnesio, cuya deficiencia altera la transmisión de impulsos nerviosos y provoca irritabilidad y nerviosismo.

7.- Mejora el tránsito intestinal. El alto contenido en fibra (de entre 10 y 16g por 100g) previene el estreñimiento, mejora el tránsito intestinal y ayuda a tener unas mejores digestiones.

En la cocina

Es muy versátil y se puede cocinar en diversos platos porque los puedes consumir como cualquier otro cereal.

Lo puedes mezclar con frutas o pasas en el desayuno o incorporándola a un yogur natural, con sopas y cremas en la comida y con una ensalada en la cena.

También se puede cocinar igual que harías con una pasta o arroz y lo que la hace perfecta para acompañar verduras, carnes o pescados.

Se puede añadir a platos salados y hacer pollo con quinoa o elaborar dulces como una tartaleta de frutas.

¿Cómo se cocina?

⇒ Se lava la quinua bajo el chorro de agua fría para eliminar la saponina que contiene. (No se debe remojar)

⇒ Se pueden tostar los granos en una sartén antes de cocerlos para aportarles un sabor a nuez ( es opcional).

⇒ Se utilizan dos partes de agua por una de grano.

⇒ Se pone a hervir agua.

⇒ Cuando llegue a ebullición, se incorporan los granos de quinoa.

⇒ Se baja a fuego mínimo durante 12-15 minutos.

⇒ Cuando cada grano haya doblado su volumen, la quinoa se habrá cocinado. Ten cuidado de no cocer de más o quedará pastosa.

⇒ La colamos y está lista para consumir.

Receta
Ensalada de quinua a la mexicana

Los ingredientes son fáciles de conseguir o seguramente ya los tienes en tu alacena. Además, podrás si lo prefieres añadirle un poco de chile para hacer una versión picante.

Preparación

Vamos a picar el jitomate que sofreímos por un par de minutos en una olla con aceite de oliva.

Agregamos la quinua, sal y al agua.

Llevamos a punto de hervor, bajamos la lumbre y dejamos unos 10 a 12 minutos hasta que toda el agua haya sido absorbida por la quinoa.

Mientras tanto picamos el pimiento, previamente desvenado y sin semillas.

Los ponemos a asar en un sartén con aceite de oliva por diez minutos. Al termino agregamos los frijoles cosidos y los granos de elote o de maíz dulce, a tu elección.

Dejamos unos minutos en el fuego, sazonamos con sal, pimienta y añadimos la quinoa.

Revolvemos, dejamos unos cinco minutos más en la lumbre y reservamos para que se enfríe. Agregamos un poco de aceite de oliva antes de servir.
⇒ Con información de Oxfamintermon, Cuerpo Mente y Directo al Paladar

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.