Cuando nace un bebé, la felicidad desborda a la pareja, y es normal porque ese ser llega para llenar tu corazón de amor y luz, además de cambiar la vida de toda la familia. Pero no hay que alejarse de una realidad, toda relación cambia con la llegada de los hijos. Y es comienza una nueva etapa.

Aparte de cuidar a tu pareja y conocer sus gustos y disgustos; ahora debes aprender a cuidar a tu hijo, saber cómo darle la comida, a qué hora, bañarlo y tantas otras cosas que nadie nace sabiendo. Pero, la gran pregunta es ¿cómo lograr hacer todo eso y mantener viva la relación de pareja? Aquí te dejamos seis recomendaciones:

 

Amistad y sinceridad

amistad y sinceridad

Esta es la base para mantener vivo el romance después del primer bebé. Un hijo cambia a una pareja, pero debe de ser para bien. La amistad en la pareja se construye desde el noviazgo y se esencial para que un matrimonio continúe, sean sinceros y platiquen sobre cómo se sienten en esta nueva etapa.

Ser amiga de tu pareja te ayudará a entender mejor cómo vive ella los cambios.

 


Un detalle cada día

detalles

Con la llega del bebé, el día y la noche se vuelven muy ajetreados; sin embargo, deben buscar momentos para ser detallistas con el otro.

Un chocolate, una flor del jardín, un mensaje en el espejo después de ducharse, o un mensaje de texto cariñoso, son cosas que no se deben de olvidar en la pareja. Alimenta cada día tu relación con pequeños detalles.

 

 

El sexo después del bebé

Intimidad

En los primeros meses de vida del bebé, es probable que los momentos de tener sexo se reduzcan entre ustedes. Pero eso no significa que no haya detalles. Las relaciones íntimas pueden seguir siendo románticas y conectarlos a otro nivel, aún en los lugares y momentos menos pensados.

Las parejas que no tienen buenas relaciones íntimas raramente tienen un buen matrimonio.

 

 

Buena comunicación

comunicación

Una buena comunicación es fundamental para mantener vivo el romance después del bebé, ambos deben saber cómo se siente el otro, qué quiere y cuáles son sus temores, de esta manera reforzarán sus lazos de unión y de amor.

 

 

Espontaneidad

espontaneidad

Muchas parejas llegan a caer en la rutina tras la llegada del bebé. Olvídense de las cosas programadas y denle un giro a su relación de pareja. Sean espontáneos y naturales, un masaje relajante mientras el bebé duerme puede ser una gran opción, bañarse juntos, ver una película en el sofá, son detalles espontáneos que pueden tener en cuenta.

La relación de pareja puede volverse más sólida después del primer bebé, de modo que no se dejen atrapar por la rutina ni el cansancio. Apartar tiempo para ustedes es la clave.

 

 

Besos

Besos

No dejen de besarse para los buenos días y las buenas noches, este 'pequeño' detalle es importante porque mantiene la conexión de la pareja. Un beso y una caricia los acercarán, sin dejar que la relación se enfrié por completo.

 

 

 

⇒ Con información de I Mujer, Upsocl y Familias

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza