Para aquellas personas que creen que es necesario comprar productos cosméticos costosos para tener un cutis libre de impurezas y luminoso… En este artículo te enseñamos que aplicando una mascarilla natural puedes lucir una piel tersa, joven y saludable.

Beneficios de una limpieza facial regular:
  • Regula la secreción de grasa en el rostro
  • Previene el taponamiento de los poros, evitando la aparición de puntos negros y granitos
  • Elimina células muertas
  • Permite una mayor penetración de cremas
  • Evita infecciones por bacterias

 

Antes de aplicar

Es importante elegir mascarillas naturales para el rostro que se ajusten a tus necesidades. Además se recomienda que hagas una prueba antes de aplicarla sobre tu cara.

El punto donde aplicarás una pequeña cantidad dependerá de lo que deseas saber. En caso de que no estés segura de si alguna mascarilla casera te sentará bien, prueba primero en el brazo. Luego de esto, podrás pasar a otras zonas más cercanas a tu cara.

Si quieres saber si eres alérgica, aplícala detrás de la oreja. Si deseas probar si irritará tu piel, prueba en un pequeño punto sobre la zona que consideres sensible.

En caso de que quieras conocer si un ingrediente tapará tus poros o empeorará tu acné, prueba una cantidad mínima en la zona donde sueles tener brotes. En todos los casos, espera varias horas para asegurarte que no correrás ningún riesgo. No está de más recordarte que si eres alérgica a algún alimento, no debes usarlo como ingrediente para tu mascarilla natural.

 

  • Piel seca

Para las pieles secas y escamosas, la mejor opción son los ingredientes que contienen aceites naturales o los mismos aceites de semillas y aceites esenciales. También otras opciones son la manteca karité y la glicerina.

 

Mascarilla de bananas, glicerina y miel

  • Toma una bananamadura y machácala con la ayuda de un tenedor.
  • Incorpora lentamente dos cucharaditas de miel de abeja natural y dos cucharadas de glicerina líquida (puedes conseguirla en farmacias y tiendas de repostería).
  • Coloca sobre el rostro, déjala actuar durante 20 minutos y lava con agua fría.

 

Mascarilla de aceite de coco y oliva

  • Mezcla dos cucharadas de aceite de coco extra virgen con una cucharada de aceite de oliva.
  • Esparce sobre el rostro y deja reposar por 20 minutos.
  • Retira con agua tibia. Esta mascarilla hidrata y limpia suavemente los poros.

 

  • Piel Mixta

Estos ingredientes se pueden aplicar en forma de máscara en cualquier tipo de piel y los resultados son verdaderamente favorables. Iluminan el rostro, eliminan impurezas y dejan la piel hidratada.

 

Mascarilla de papaya

  • Corta una rebanada de papaya (lechoza, fruta bomba), remueve las semillas y la pulpa.
  • Frota delicadamente la piel de la papaya sobre tu rostro, enfocándote en las líneas alrededor de los ojos y la boca.
  • Deja secar durante 20 minutos y enjuaga con agua templada. Las enzimas de esta fruta ayuda a reparar el daño hecho por el sol, hidrata las líneas de expresión disminuyéndolas y hará que tu cutis luzca radiante.

 

Mascarilla de Aloe vera

  • Mezcla media cucharadita de leche de almendras con una cucharadita de azúcar morena hasta que se disuelva un poco.
  • Agrega cuatro cucharadas (aproximadamente) de jugo o gel de aloe vera, de ser posible recién cortada de la planta.
  • Esparce sobre tu cara, déjala actuar durante 15 a 20 minutos y retírala con agua templada y una toalla suave. Las propiedades antisépticas, antinflamatorias y humectantes del aloe proporcionaran brillo, suavidad y resplandor a tu piel.

 

  • Piel grasa

Para una piel suave, saludable y sin brillo, prueba las siguientes opciones:

 

Mascarilla de plátano, avena y leche

Los plátanos son perfectos para las pieles grasas y para eliminar el acné debido a su alto contenido en vitaminas A, B6, C y E. Al terminar el tratamiento notarás que la dermis está más fresca y suave gracias a las acciones de la leche y los copos de avena.

 

Ingredientes

*1 plátano
*1 cucharada de leche (10 ml)
*2 cucharadas de copos de avena (20 g)

 

Preparación

  • Pisa el plátano hasta formar un puré y coloca el puré resultante en un recipiente.
  • Echa la leche a temperatura ambiente y luego los copos de avena.
  • Mezcla bien para conseguir una crema homogénea.
  • Lava el rostro con agua templada y jabón neutro antes de proceder con la mascarilla.
  • Aplica con movimientos circulares, con la yema de los dedos en toda la cara (con cuidado de que no ingrese en los ojos) y masajea por cinco minutos.
  • Pasado ese tiempo, enjuaga con agua fresca y coloca una crema hidratante. Repite una vez a la semana.

 

Mascarilla de yogur y miel

Es una receta casera muy eficaz para reducir el acné, hidratar la piel y eliminar la grasa, ya que la combinación de los ingredientes la convierten en una mascarilla ideal para pieles con oleosidad.

 

Ingredientes

1 cucharada de yogur (15 g)
1 cucharada de miel (25 g)

 

Preparación

  • En un recipiente coloca el yogur (de preferencia natural) y mezcla con la miel.
  • Con el rostro limpio, aplica con movimientos circulares haciendo hincapié en las áreas más grasas o con más cantidad de granitos.
  • Deja actuar 15 minutos y luego retira con agua tibia.
  • Aplica una crema hidratante y repite, al menos, dos veces a la semana.

 

  • Piel cansada

Si tienes la piel maltratada, con líneas de expresión marcadas, o han quedado marcas de acné, puedes comenzar a nutrir la piel con estos ingredientes naturales presentes en las mascarillas para el rostro, que harán una gran diferencia.

Otra opción es la implementación en la dieta de colágeno hidrolizado, que le devuelve elasticidad a la piel y mejora la salud en general.

 

Mascarilla de avena

  • A media taza de agua caliente (no hirviendo) agrega 1/3 de taza de avena en hojuelas.
  • Deja reposar y luego adiciona dos cucharadas de yogur natural sin azúcar, dos cucharadas de miel y una clara de huevo.
  • Mezcla y esparce sobre tu cara una capa delgada.
  • Déjala durante 15 minutos y enjuaga con agua fría.

 

Mascarilla revitalizante de yogur

Mezcla una cucharada de yogur griego con media cucharadita de jugo de naranja natural y una cucharada de pulpa o gel de aloe vera. Deja actuar esta mascarillas sobre tu cara durante 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

 

Importante

Si bien es cierto que podríamos hacer ‘mascarillas caseras’ con casi cualquier ingrediente que dispongas en tu alacena, debes conocer que muchos ingredientes, aunque sean completamente naturales, pueden dañar tu piel y debes evitarlos a toda costa.

Por ejemplo, hay quienes juran sobre la eficacia del bicarbonato de sodio para limpiar o exfoliar el cutis y el vinagre para tonificar; pero esto es contraproducente y peligroso, como lo demuestran varios estudios.

El bicarbonato tiene un PH de 9, por lo que resulta excesivamente alcalino para la piel que tiene un PH de 4.5 a 5.

Por otra parte, el vinagre blanco tiene un PH de 2.4 a 3.4, lo que lo hace muy ácido. El resultado de usar estos ingredientes es resecar, eliminar la flora bacteriana benéfica que vive sobre la piel y además te arriesga a sufrir una quemadura química que puede dejarte con cicatrices.

 

Factores que afectan a la piel

Existen muchos factores internos y externos que pueden influir negativamente en el aspecto de la piel. Entre ellos se pueden destacar los siguientes:

*Alcoholismo
* Tabaquismo
*Mala nutrición
*Hidratación pobre
*Exposición excesiva a la radiación solar
*Uso excesivo de sustancias químicas como productos de maquillaje, entre otros cosméticos.

 

 

⇒ Con información de La Vida Lúcida y Mejor con Salud

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza