¿Te has dado cuenta que la vida puede ser muy tóxica? Entre el ruido de las calles, la polución del aire, los pesticidas en la comida, el campo electromagnético de las pantallas y electrodomésticos, los ambientes artificiales y el estrés … los cuerpos, mentes y almas sufren silenciosamente un maltrato constante.
Cart
  • No products in the cart.