• Saltar de la cama
El despertador estridente rompe en mil añicos tu sueño y hace que salgas disparado de la cama, en otras palabras, tu despertar es brusco. Trata de llevar algo de relajación a tu amanecer, de lo contrario pondrás en riesgo el bienestar de tu columna, te contracturas con más facilidad y te despiertas con mal humor. Tómate tu tiempo para levantarte, estira tus músculos girando el cuello y luego abrazando tus rodillas.
Cart
  • No products in the cart.