No es que sea precisamente tradicional de esta región o de alguno de sus países, pero en América Latina muchos son los que aman tomar chocolate caliente. Es que es perfecto para comenzar el día de una forma dulce y deliciosa, también para terminarlo de la misma manera después de una larga –y muchas veces difícil- jornada laboral.
Cart
  • No products in the cart.