Cuando se siente la necesidad de incorporar algo que llene la vida, y la persona se aferra creyendo que no se puede vivir sin ello, es cuando se convierte en víctima de una adicción. Las adicciones muy a menudo tienen un niño interior herido, heridas que parecen alimentarse de pensamientos de limitación o carencia.
Cart
  • No products in the cart.