Si crees que cultivar tus propios vegetales puede significar una tarea muy complicada, estos trucos harán que cambies tu percepción.

Hacer crecer una lechuga, zanahoria e incluso una piña puede ser tan sencillo como disfrutar de tus vegetales y frutas y reutilizar sus restos para cultivar más.

De esta forma no necesitarás comprar nuevamente estos alimentos ni preocuparte constantemente de cuidarlos, porque prácticamente crecen por sí solos sin la necesidad de contar con semillas. Sin requerir de conocimientos en jardinería o labranza, solo debes tener en cuenta un par de factores y cuidados que encontrarás a continuación:

 

  1. Aprende a germinar una piña sin semillas

Después de haber comprado una piña usualmente se desecha la cáscara y la corona, pero ahora podrás aprovechar esta última para obtener una nueva planta de piña, que en el futuro dará frutas que podrás consumir.

Lo más importante es que las piñas no estén excesivamente maduras o amarillas, esas no van a servir ya que suelen fallar más a menudo, lo ideal es hacerlo con una piña mas o menos verde, o poco madura, que veamos que no tiene muy estropeadas las hojas del fruto.

  1. Cómo rebrotar una lechuga

A partir de un pequeño tronco de lechuga comprada o cosechada en el huerto, puedes obtener una nueva lechuga.

Puedes ir consumiéndola poco a poco, tomando las hojas que necesites o puedes esperar a que crezca y consumirla, lo bueno es que será una lechuga más saludable que la que puedes adquirir en el mercado, si no la consigues ecológicamente.

  1. Espárragos por doquier

Probablemente este delgado y hermoso brote es el más conocido dentro de la clasificación y uno de los más codiciados. Por eso se explica su alto precio en las verdulerías.

No es de cosecha rápida porque se demora en madurar, pero una vez establecido, el espárrago es capaz de proveer delicias frescas cada año.

Si bien es posible empezar a cultivar espárrago desde las semillas, puedes acelerar el proceso de la primera cosecha en un año o dos al plantar tallos maduros.

Los tallos son muy comunes en centros de jardinería durante la primavera, o si conoces a alguien que también cultiva espárragos, puedes pedirle que te dé algunos tallos cuando cultive su producción.

 

 

  1. Ajo

El ajo necesita mucho Sol, aunque puede estar en zonas de sombra parcial. El suelo tiene que estar cavado y quebradizo–mejor si se trata de una zona con suelo arcilloso–. También deberá estar bien drenado y es recomendable que uses compost y estiércol para darle nutrientes a la tierra.

Para sembrarlo necesitas dientes frescos que puedes adquirir fácilmente en un mercado local, algún amigo con huerta o una granja. Debes escoger una cabeza de ajos que tenga dientes grandes y que no estén blandos, ya que de cada uno de ellos brotará una planta.

Si tienes un ajo en casa que haya empezado a brotar, puedes usar ese. Siembra los dientes más grandes del ajo a 5 cm bajo la tierra (y 20 cm entre sí) con la punta hacia arriba. Riégalos frecuentemente. También puedes cubrirlos con un mantillo que incluya heno, hojas secas, paja, compost, estiércol descompuesto o recortes del césped que estén podridos.

 

  1. Albahaca fresca para tu mesa 

Selecciona algunos tallos de diez centímetros aproximadamente y déjalos en un vaso con agua donde les llegue luz directa.

Cuando las raíces crezcan hasta los dos centímetros, plántalos en una maceta y ya tendrás tu planta de albahaca para condimentar tus comidas.

 

 

  1. Una sencilla forma de obtener zanahorias sin la necesidad de utilizar semilla

Los pasos son sencillos, debes coger la parte de arriba de la zanahoria y meterla en agua unos días para ver cómo evoluciona, ten cuidado de que no se pudra (pasa bastantes veces).

Para ello es mejor observar el estado de la zanahoria antes de hacer el experimento. Con este sencillo video y con paciencia, conseguirás que vuelva a rebrotar la zanahoria a partir de este pequeño bulbo.

   7.- Cilantro

Como la albahaca, el cilantro puede crecer raíces si se colocan los tallos en un vaso de agua.Una vez que las raíces estén suficientemente largas, solo plántalas en una maceta. En un par de semanas comenzarán los brotes y en un par de meses tendrás una planta entera.

 

⇒ Con información de Upsocl

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>