La familia es el primer núcleo de personas con las que se convive, no tienes la oportunidad de elegirlos simplemente están ahí y hay que sobrellevar las situaciones de la vida diaria. Si tienes problemas en tu familia, no debes dejar de leer este artículo.

Por lo tanto debería estar llena de paz, comprensión y felicidad. Pero no siempre es así. Los problemas económicos, los conflictos sentimentales, la diferencias de caracteres y de personalidad, la crianza de los hijos, las diferencia de opiniones y gustos hacen que surjan problemas familiares.

Pero hay solución, con consejos prácticos tu familia puede salir adelante:

1. Es primordial evitar utilizar un lenguaje inadecuado, decir malas palabras o groserías, enojarse, gritar ya que al enfadarse dirás cosas de las cuales te arrepentirás y causarás dolor a los seres que más amas, así piensa antes de hablar.

2. Acepta y comprende que nadie es perfecto, cuando aceptas la naturaleza humana, serás capas de comprender, sin molestarte, los defectos de los demás. Esto es importante porque te hará cambiar tu actitud y ser más comprensivo.

3. No olvides demostrar interés por tu familia, y a la vez, si crees que solamente tú tienes problemas estás equivocado, tus hijos y  pareja también enfrenta a diario sus propios conflictos, tómate un momento del día para preguntarles cómo están y escúchalos.

4. En ocasiones tú eres el causante o la raíz de un problema, si es así debes aceptarlo y tener una actitud positiva de cambio, porque es fácil ver los errores en los demás, pero antes debes analizarte tú mismo, sé humilde.

5. Los problemas económicos son muy comunes en la familia, una mala situación económica deprime, estresa y exaspera. Todo esto te pone de mal genio y puede caer en la tentación de desahogar tu frustración con los mas cercanos que son la pareja e hijos.

Cuando las personas se dan cuenta qué es lo que está alterando sus estados de ánimo automáticamente recapacitan y se supera la situación. Así que dialoguen al respecto para juntos superar o por lo menos soportar las circunstancias.

6. Recuerda no ver a tu familia como enemigos, ellos siempre querrán ayudarte, escucha sus consejos y bríndales los tuyos, pero también ten siempre presente que nadie tiene derecho a manejar tú vida, al igual que tú tampoco tienes el derecho de manejar la vida de los demás.

 

 

⇒ Con información de La Prensa

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>