Panamá es el primer país de América Latina y el Caribe que se une a la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente. También se ha convertido en el primero de Centroamérica en prohibir la entrega de bolsas plásticas en los comercios, circunstancia que ayudará a reducir el volumen de basura marina en el océano Pacífico y el mar Caribe, el segundo más contaminado por plásticos a nivel mundial.

El objetivo de la Ley 492, que aún tiene que ser sancionada por el presidente y reglamentada para poder entrar en vigor, es que los establecimientos reemplacen progresivamente las bolsas de plástico por alternativas menos contaminantes como las bolsas biodegradables, de cartón, de tela o de hilo, explicó Gozaine.

Los comercios de este país tienen un año y medio de plazo para adaptarse a la nueva normativa, con la que se prevé que disminuya en un 20% el uso general de plásticos. No obstante, la legislación contempla otras medidas, previendo destinar a programas de reciclaje y educación ambiental los importes de las multas cobradas a los negocios que no den cumplimiento a sus obligaciones en la materia.

“La tierra merece vivir sin contaminaciones y puede vivir sin los humanos, pero los humanos no pueden vivir sin la tierra”, apuntó el diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Se calcula que, a nivel global, un billón de bolsas plásticas acaban en los oceános cada año, amenazando a alrededor de 600 especies marinas. De continuar el ritmo de consumo actual, los expertos vaticinan que en el 2050 habrá más plásticos que peces en el mar, con consiguiente negativo impacto para el medio ambiente, la pesca, el turismo y la economía en general. Panamá, que cuenta con 3.000 kilómetros de costa, goza de una posición estratégica para combatir este fenómeno y proteger a los ecosistemas marinos y múltiples especies.

Mares limpios, nexo de unión

Otros países que se han sumado a Mares Limpios, también se han posicionado en esta línea. Por ejemplo, Colombia comenzó a aplicar un impuesto a las bolsas plásticas a mediados de julio de 2017 y en Chile, el Congreso Nacional trabaja en la aprobación de una ley que prohíbe el uso de bolsas plásticas en las comunas costeras. Por su parte, Costa Rica articula un plan nacional que tiene por objeto erradicar los plásticos de un solo uso, sustituyéndoles por su versión biodegradable.

En este sentido, cabe destacar que más de 30 países, que aglutinan cerca del 40% de las costas del mundo, son parte activa de la campaña Mares Limpios, trabajando actualmente en medidas que permitan hacer un uso racional del plástico y limpiar al mismo tiempo los desechos que viajan por los océanos, fundamentalmente vasos, bolsas, pajitas, botellas y microplásticos (pequeñas partículas) provenientes de productos cosméticos.

La ONU estima que cada año se vierten en los mares 8 millones de toneladas de plástico y que, de seguir así las cosas, en el año 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos.

 

 

⇒ Nueva Mujer, Tvn2 y En Segundos

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza