En pleno siglo XXI todos los médicos coinciden que fumar es un mal hábito que además de enfermar crea dependencia, sin olvidar los costos medioambientales.

Hoy en día el tabaco no viene solo, es acompañado por cientos de pesticidas que lo hace peor de lo que era antes para la salud.

Para los que son fumadores, dejar esa práctica es muy duro, pero la clave del éxito es tener la voluntad de hacerlo, sino poco se consigue.

En los múltiples intentos para abandonar esta costumbre, las personas prueban la hipnosis, los cigarrillos electrónicos, parches, promesas y muchas veces se recae. Ser fumador es como ser alcohólico, si te descuidas tropiezas, pero lo importante es volverte a levantar.

Actualmente se sabe algo importante que lo hará menos complicado. ¿Sabías que comer más frutas y verduras puede simplificar la dura tarea de dejar el cigarrillo?

Un estudio elaborado por la Universidad de Buffalo en New York junto con investigadores de la salud pública de Estados Unidos encuestaron a mil personas de todo el país que tenían el hábito de fumar  y se les realizó un seguimiento durante un año.

El resultado fue que aquellos que consumían más frutas y verduras tenían tres veces más probabilidades de abstenerse al tabaco por lo menos por unos 30 días con relación a los que consumen pequeñas cantidades de frutas y verduras.

Además, los que ingieren alimentos equilibrados fuman con menos frecuencia por día y esperan más tiempo antes de encender su primer cigarrillo cada día obteniendo mejores resultados en una prueba de dependencia a la nicotina.

¿Cómo podría un mayor consumo de frutas y verduras beneficiar a las personas a dejar de fumar de forma natural?

  • Menos dependencia de la nicotina.
  • Alto contenido en fibra lo que hace que la gente se siente más plena, debido a que los fumadores a veces confunden el hambre con ansias de fumar.
  • A diferencia de las carnes, el alcohol y las bebidas con cafeína, las frutas y verduras no mejoran e incluso puede empeorar el sabor del tabaco.
  • Un estilo de vida más saludable, consciente y subconsciente podría causar que los fumadores abandonen un estilo de vida poco saludable que implica fumar.
  • Aunque no todo el mundo quiere dejar de fumar, la mayoría coinciden que dejar este hábito puede ser muy difícil.

Para aquellos que quieren dejar de fumar de forma natural esta investigación debe ser un impulso positivo.

"Es posible que hayamos identificado una nueva herramienta que puede ayudar a las personas a dejar de fumar", dice Jeffrey P. Haibach, MPH, uno de los autores del estudio que trabaja en el Departamento de Salud Comunitaria y Comportamiento de la Salud de la UB

 

 

 

⇒ Con información de Eco Cosas

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza