Los remedios alternativos y no los medicamentos que se venden con o sin receta, den ser su primera elección para el control del dolor crónico, dice el Dr. James Braly, un especialista en alergias de Boca Raton, Florida.

«Salvo en el caso de dolor extremo, como el dolor agudo que producen las fracturas múltiples de hueso o el dolor crónico del cáncer terminal, rara vez existe una buena razón para usar analgésicos convencionales en lugar de métodos alternativos para controlar el crónico», señala el Dr. Braly.

Pero, ¿qué hay de malo en usa medicamentos para aliviar el dolor crónico? Los efectos secundarios de los fármacos antiinflamatorios no esteroídicos (NSAID por sus siglas en inglés) matan a más de 7000 personas cada año y dañan a miles de personas más, según un estudio nacional comisionado por la Asociación de Gastroenterología de los Estados Unidos y GD Searle and Company.

Además, dice el Dr. Braly, existen remedios alternativos que pueden ser igualmente eficaces para controlar el dolor crónico que los medicamentos que se venden con o sin receta. 

Sin embargo, debe hablar con su médico antes de suspender cualquier fármaco que se vendan con receta.

Vitamina B6: Para que aumente más la serotonina

La vitamina B6 es un»cofactor» para la producción de serotonina, dice el Dr. Braly.

«Los estudios científicos han demostrado que la vitamina B6 ayuda a remediar el dolor crónico y los síndromes de dolor crónico», dice.

Él recomienda tomar un suplemento de alta potencia de vitaminas del complejo B que le suministre una dosis diaria de 50 miligramos de la mayoría de las vitaminas B.

 

Cúrcuma: Una especia calmante

La cúrcuma (azafrán de las Indias, turmeric), una especia de la India que se usa como ingrediente en algunos tipos de mostaza, es rica en una sustancia llamada curcumina (curcumin), la cual puede disminuir la hinchazín y rigidez de las articulaciones y el dolor crónico de la artritis, de igual forma o incluso mejor que los NSAID,  pero sin causar los efectos secundarios de estos últimos, dice el De. Braly.

La curcumina alivia el dolor al bloquear diversos procesos inflamatorios que ocurren en el cuerpo y también al mejorar la circulación hacia el área adolorida.

El Dr. Braly recomienda tomar un suplemento de 200 miligramos dos o tres veces al día hasta que desaparezca el dolor.

 

Cinc: El dolor causado por la deficiencia de este mineral es común

Los niveles inadecuados de cinc en el cuerpo pueden causar dolor crónico e inflamación, una tendencia a presentar infecciones de las vías respiratorias altas y curación retardada, dice el Dr Braly.

Dicha deficiencia es bastante común, particularmente en las personas de más de 50 años de edad (los niveles de cinc decrecen con la edad) y en las personas que comen muchos cereales con gluten, como los que se encuentran en los productos horneados, las galletas, las frituras (chips), el pan y la pasta.

Para el dolor crónico, él recomienda tomar un suplemento diario que le suministre de 25 a 50 miligramos de cinc.

Disminuya la dosis diaria a alrededor de 15 miligramos (que es más o menos lo que contiene un suplemento multivitamínico diario) cuando haya desaparecido el dolor.

 

 

 

⇒ Tomado del Libro de Curas Alternativas de Bill Gottlieb, autor de nuevas alternativas para curarse naturalmente

Denisse Espinoza