La sábila es una planta de Arabia y noroeste de África, cuyos lazos con la humanidad datan de hace mucho tiempo. Su nombre procede de la voz árabe ‘sabaira’ que significa “amargo” y el género científico aloe proviene de otra palabra árabe, ‘alloeh, que significa “sustancia brillante amargosa”.

El acíbar, es decir, el jugo que se obtiene de las hojas de la sábila es uno de los medicamentos más antiguos conocidos por el hombre.

Su utilización como planta medicinal fue muy importante para las antiguas culturas como los griegos, romanos, egipcios, hebreos, asirios, árabes y por supuesto para las culturas africanas, de donde se origina esta planta.

La sábila proviene de la familia del lirio, a la cual el ajo y la cebolla también pertenecen. Sus usos y beneficios son muchos y sorprendentes, por ejemplo puede ingerirse en forma sólida, como jugo o puede usarse tópicamente.

Además, contiene vitamina A, C, E y B1, B2, B3, B6 y B12.  También es rica en ácido fólico y minerales que incluyen calcio, magnesio, zinc, cromo, selenio, potasio y manganeso.

 

Beneficios médicos de la sábila:

Según Mike Adams, editor de Natural News, el aloe vera baja el colesterol, reduce los tumores, previene cálculos renales, baja la presión arterial alta y previene las enfermedades cardiovasculares, entre muchos otros beneficios.

Muchas enfermedades se desarrollan cuando el cuerpo alcanza niveles ácidos muy altos en la sangre. La sábila es una comida alcalina por lo que cambia el PH de su cuerpo, fortaleciendo su sistema inmune.

 

  • Fortalece el sistema inmune

El alto contenido antioxidante ayuda a combatir los radicales libres, lo cual previene una inflamación crónica que lleva a enfermedades crónicas como el cáncer. Precisamente por esto mismo, el aloe vera también desacelera el proceso de envejecimiento.

También ayuda a producir células blancas, que son las encargadas de proteger el cuerpo de virus, bacterias y cualquier otro agente que le ataque.

 

  • Tiene propiedades antibióticas y antibacteriales

Contiene sulfuro, ácido salicílico y fenol, entre otros, los cuales actúan eficientemente en contra de las bacterias y otros microorganismos que promueven la infección. En casos de resfriados, infecciones y fiebres, la sábila actúa rápido y efectivamente.

 

  • Ayuda a la pérdida de peso

Fomenta una mejor digestión y desintoxica, ayuda también a que el cuerpo se deshaga del sobrepeso causado por movimientos intestinales lentos. Aunque no hace perder peso en sí mismo, sí es un gran aliado para las personas que intentan combatir el sobre peso.

Precauciones:

Aunque es un gran remedio natural, debes consultar con tu doctor para asegurarte que no eres alérgico, y que la misma no actuará negativamente con alguna medicación que estés tomando.

Tampoco debes consumir aloe vera si estás embarazada o amamantando, además se aconseja si tienes problemas de riñón, hígado o vesícula biliar.

Consulta a tu médico antes de incluir ingredientes o cambiar tu dieta habitual.

 

Usos medicinales del Aloe Vera o Sábila:

* Aplicando el gel localmente es capaz de evitar y favorecer la desaparición de las ampollas
* Uso local sobre varices y venas varicosas
* Combate las irritaciones cutáneas
* La pulpa alivia el escozor y picos provocado por las picaduras de insectos, medusas o incuso ortigas.
* Se utiliza para colitis ulcerosa, colon irritable e incluso enfermedad de Crohn
* Por su efecto cicatrizante es muy efectivo para eliminar o difuminar cicatrices y otras marcas en la piel como, por ejemplo, estrías.
* Favorece la buena salud de las encías, combate el sarro e incluso puede eliminar algunas manchas en los dientes y blanquearlos. Simplemente debes masticar un trozo del gel durante unos minutos varias veces por semana.
* Gracias a su poder analgésico y antiinflamatorio es eficaz para combatir: tendinitis, lumbago, esguinces, torceduras, golpes, etc.
* Tanto aplicado regularmente sobre la piel como ingiriéndola, la pulpa de aloe es muy efectiva para combatir el eccema
* Podemos usar la pulpa para limpiar heridas abiertas
* Cuando se aplica después del afeitado o depilación ayuda a que la piel se recupere antes y además evita que aparezcan rojeces y granitos.
* La pulpa ingerida tiene un ligero efecto laxante.
* Para artritis y reuma se puede ingerir o aplicar localmente
* Elimina los hongos, como por ejemplo el pie de atleta
* Aplicando el gel o pulpa localmente favorece la desaparición de las hemorroides.
* Evita trastornos digestivos, incluyendo ardor de estómago o agruras
* En casos de quemaduras por sol, aceite caliente, etc. puedes aplicar el gel del aloe directamente varias veces al día, reduciendo la inflamación y el dolor.
* Dando un masaje en el cuero cabelludo con el aloe lo mantendremos sin caspa y sano.
* Es capaz de eliminar la candidiasis vaginal
* Aplicada con regularidad, evita la aparición de arrugas y elimina o difumina las ya existentes
* Por su acción analgésica puedes masticar o poner un trozo de gel de aloe en una muela que te duela
* En caso de herpes labial únicamente hay que aplicar localmente un poco de gel varias veces al día para combatirlo.

 

⇒ Con información de Nueva Era y Ecoagricultor

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza