Los fármacos no son suficientes para la enfermedad inflamatoria del intestino

Las paredes de un colon saludable están recubiertas por una capa protectora uniforme llamada mucosa. Visto desde el interior, este recubrimiento tiene una superficie lisa de color rosado. Sin embargo, las personas que padecen la enfermedad inflamatoria del intestino, el tejido se inflama e irrita.

La enfermedad inflamatoria del intestino, que en realidad comprende dos afecciones (la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa), es una afección seria que siempre requiere de cuidados profesionales, dice el Dr. Patrick Donovan, N.D., un naturópata de Seattle. Aun así, él cree que existen diversos tratamientos naturales caseros que, cuando se emplean bajo la supervisión de un médico, pueden ayudar a disminuir la molestia y limitar el daño causado a la pared intestinal.

El Dr. Donovan sugiere que hable con su doctor para pedirle información específica, como dosis recomendada, antes de probar cualquiera de estos remedios:

Boswella y cúrcuma: Ayuda para la inflamación

Una forma de bajar la inflamación en el intestino es con las hierbas bowellia y cúrcuma (azafrán de la India, turmeric), la cual contiene el principio activo llamado curcumina.

“Estas hierbas son antiinflamatorios potentes que producen efectos secundarios mínimos”, Dr. Donovan dice. Él generalmente recomienda un producto llamado Marinecare, que también contiene extractos de pepino de mar (sea cucumber).

Vitaminas y Minerales: prevenga la desnutrición

Una razón por la cual la enfermedad inflamatoria del intestino (específicamente la enfermedad de Crohn) es tan grave, es que el intestino delgado puede perder su capacidad para absorber nutrientes esenciales.

El Dr. Donovan cree que todas las personas que padecen esta afección deben tomar un suplemento multivitamínico y de minerales de alta potencia todos los días. Puede llegar a ser necesario tomar suplementos individuales además de multivitamínico, agrega el doctor.

Se piensa que la vitamina A ayuda a regenerar el revestimiento dañado del intestino. Lo mismo se cree del ácido fólico, y tomar un suplemento de este nutriente es todavía más importante ya que algunos fármacos que se emplean para tratar esta afección pueden disminuir la absorción de ácido fólico.

El cinc puede ayudar a reparar las células del intestino y muchas personas con la enfermedad inflamatoria del intestino presentan una deficiencia de este mineral.

Por último, debido a que esta enfermedad puede dañar el área del intestino donde se absorbe la vitamina B12, en el caso de muchas personas es indispensable tomar un suplemento de esta vitamina.

Dieta líquida: lo mejor para cuando la inflamación está al máximo

La enfermedad inflamatoria del intestino típicamente tiene periodos de actividad e inactividad. Cuando los síntomas van en aumento, el Dr Donovan recomienda una dieta líquida que incluya infusiones herbarias, caldos ricos en proteína (como de pescado, pollo o carne) y jugos de verduras frescas.

Esto permite que el cuerpo absorba los nutrientes esenciales sin tener que trabajar de más para digerir los alimentos sólidos, dice. Debe seguir una dieta líquida solo bajo la supervisión de su doctor, agrega.

 

⇒ Con información del libro de Curas Alternativas de Bill Gottlieb, autor de nuevas alternativas para curarse naturalmente

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.