Aunque tu casa siempre luzca limpia, mantengas las ventanas abiertas y los cuartos aireados, tener un rico aroma puede ser un poco complicado, y comprar velas aromáticas para toda la casa o enchufes aromatizantes pueden costarnos muchísimo dinero.

Aprende algunas sencillas soluciones para que mantengas tu hogar con un aroma fresco y a bajo costo.

 

  1. Vela de Cáscara de Naranja

Obtén tu cuota diaria de vitamina C y llena tu hogar de aroma refrescante con esta fácil solución. Dile adiós a todas esas velas perfumadas y crea las tuyas con cascara de fruta como base.

 

  1. Difusor de Caña Casero

Crea tu propio difusor aromático de bambú casero. Se ve hermoso en cualquier habitación y puedes añadirle el aroma que desees.

 

 

  1. Hierve Limón y Romero Para aromatizar

Coloca en una olla grande limón, romero y vainilla y ponla a hervir a fuego lento. Puedes hacerlo todos los días y harás que tu casa entera huela increíble, además es una solución perfecta si esperas visitas.

 

 

  1. Velas Con Bastones de Canela

Agrega bastones de canela para cubrir el contorno de una vela sin aroma para crear un perfume dulce que hará que tu casa huela increíble y acogedora todo el año. Solo debes prender la vela y el calor, hará el resto.

 

 

  1. Aromatizante de Bicarbonato de Sodio

Este es un desodorante de ambientes perfecto para lugares pequeños, el bicarbonato absorbe todos los malos olores y deja el lugar fresco en poco tiempo. Coloca en un frasco media taza del producto, con unas 8 a 12 gotas de aceite aromatizante y asegúrate de hacerle pequeños agujeros a la tapa para que pueda actuar.

 

 

  1. Refrescante de Aire en Gelatina

Prepara gelatina del sabor (aroma) que más te guste. Antes de colocar el agua fría, colócale una cucharada de sal (esto evitará que se cree moho), luego continua la preparación como de costumbre y colócala en un recipiente que grande o varios pequeños.

 

 

  1. Cubos de Madera Aromáticos

Adquiere cubos pequeños de madera (los que vienen para que jueguen los niños). Elige una esencia aromática en aceite que te guste y disuelve unas gotas en un recipiente con agua. Sumerge los cubos de madera dentro del recipiente de manera que los cubra y déjalos un par de horas para que absorban el aceite. Luego colócalos en un recipiente abierto para que perfumen tu hogar. Puedes repetir este proceso cada vez que lo desees.

 

 

  1. Bolsita aromática

Dentro de bolsitas de tela pequeñas a medianas (puedes utilizar medias viejas) coloca distintas flores o especias aromáticas, como lavanda, rosas, romero, canela, etc. Estos aromatizantes son una buena ideal para colocar en los armarios o cajones de ropa interior. Cada vez que abras el mueble sentirás el aroma que tanto te agrada.

 

 

  1. Atomizador de Limón y Albahaca

Haz una mezcla de jugo de limón con albahaca fresca para crear un aroma liviano y fresco, agrégale un chorrito de vodka para desodorizar y coloca la mezcla en un frasco con atomizador y rocía tu hogar de aromas naturales.

 

 

  1. Popurrí hecho en Casa

Para crear aromatizantes naturales, busca flores coloridas, quítales los pétalos y sécalos (puedes hacerlo al aire o con ayuda del microondas), luego busca aceites esenciales aromáticos y especias, como clavo de olor, canela, aceite de lavandas, jazmín, etc. Coloca los pétalos en un recipiente o canasto y agrégales el aroma que desees. Coloca el popurrí en la mesa de tu salón o en la mesada de la cocina, para agregar color y aroma a tu hogar.

 

 

 


Fuente: Mashable

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>