La jugoterapia o también conocida como juicing, es una dieta que consiste en consumir jugos hechos a base de frutas y verduras con el fin de ayudar a rejuvenecer y desintoxicar el organismo.

Este método bien llevado, no provoca efectos secundarios. Además cura una amplia gama de enfermedades originadas por deficiencias alimenticias, sobretodo en la actualidad debido a la industrialización equivocada de los alimentos, a su producción inadecuada y a la alteración en los componentes de la tierra por la utilización de plaguicidas y fertilizantes químicos.

A fin de que la jugoterapia resulte un método beneficioso para la salud, quienes la apliquen deben asegurarse de seguir estas recomendaciones:

LOS siete pasos de la jugoterapia

1.- Limpia profundamente las frutas y verduras con cepillo antes de preparar el jugo.

2.- Si se ve que está encerada hay que quitarle la cáscara.

3.- Quita todas las semillas y las pepas.

4.- Córtalas en piezas pequeñas para que puedan caber fácilmente en el exprimidor o extractor.

5.- Los guineos y aguacates, contienen poco líquido y no pueden ser exprimidos, hay que procesarlos en una licuadora y después agregarlos al jugo.

6.- Evita cuando sea posible, frutas y vegetales importados de otros lugares o países muy distantes, pues suelen contener residuos dañinos como conservadores, pesticidas y otras sustancias contaminantes en mayor cantidad que los productos regionales.

7.- Para un óptimo aprovechamiento del jugo hay que tomarlo inmediatamente. Aquellos que están almacenados, incluso en el refrigerador, pierden su valor alimenticio muy rápidamente.

 

Buenas mezclas

Es importante que aprendas a identificar los distintos tipos de frutas si quieres hacer una buena mezcla:

Dulces: pitaya, banano, melón, mango, ciruela, guanábana.

Neutras: coco, aguacate, maní, nuez, almendra, avellana, pepino.

Semi-ácidas: fresa, ciruela, durazno, mandarina, guayaba, cereza.

Ácidas: piña, kiwi, naranja, limón, tamarindo, toronja, maracuyá.

Procura no combinar las frutas ácidas con las dulces, esto puede producir malestar estomacal o alergia. Se recomienda no mezclar la sandía o el melón con otras frutas.

 

Importante
  • Puedes elegir entre una gran variedad de frutas a la hora de preparar un jugo y combinar todas las que queramos. Sin embargo, la nutricionista Montse Folch, autora del libro Zumoterapia para tu salud, recomienda que al menos una de ellas sea rica en vitamina C. En este grupo se encuentran los kiwis, las fresas y los cítricos.

 

  • Siempre es más recomendable utilizar frutas y verduras orgánicas, son mejores que las no orgánicas, debido a que están contaminados con residuos plaguicidas y pesticidas.

 

  • Es importante respetar el calendario estacional ya que «así nos aseguramos de cubrir nuestras necesidades», apunta Folch. De este modo, la fresa, la sandía o el melón resultan más adecuados en tiempos de sequía, una época en la que aumenta nuestros requerimientos de agua. Cuando hace frío, es preferible optar por frutas más energéticas como la uva, el plátano o la chirimoya, así como en toda época debemos asegurar la ingesta de vitamina C, por lo que Folch aconseja elegir naranjas, mandarinas o kiwis entre otras frutas.

 

  • Tomar jugo no debe implicar dejar de consumir piezas de fruta. «Se trata de ir alternando, ya que las dos opciones pueden ser beneficiosas para el organismo», subraya la experta. «Si lavamos adecuadamente la pieza de fruta y la comemos con piel, aumentaremos el aporte de fibra. Pero la ventaja del zumo radica en que podemos obtener los beneficios nutricionales de más de una fruta en una sola toma», indica.

 

  • La fruta no es la única opción a la hora de elaborar un jugo, pues los productos de la huerta constituyen una alternativa igual de saludable. «Todas las hortalizas son válidas pero requerirán una mayor limpieza para ser exprimidas o licuadas», advierte la nutricionista. En este caso, también es recomendable escoger las hortalizas en función del calendario estacional. Así, la especialista aconseja tomar jugos a base de acelgas y col y de rábanos.

 

JugoTERAPIA para el cansancio

Cuando el cansancio llega a ser crónico, hay que darle al organismo un jugo que compense todo lo que ha perdido.

Ingredientes:

  • 1/2 manzana
  • 1/2 taza de arándanos
  • 1 plátano
  • 1 taza de jugo de piña
  • 1 cucharada de soya

Preparación:

  • Obtén el jugo de la manzana con el extractor
  • Cuando tengas el jugo listo, colócalo en la licuadora junto con el resto de los ingredientes
  • Licúa perfectamente hasta que quede libre de grumos

 

Si quieres más información de los jugos detox, no te pierdas nuestros videos en www.inti.tv con la guía de la nutricionista holística Andrea Tinoco.

 

 

⇒ Con información de Vanidades, Novaventa y Joya life

 

Denisse Espinoza