A diferencia de la medicina occidental convencional, en la cual se considera que la enfermedad solo afecta a ciertas partes del cuerpo, la medicina china tradicional (TCM por sus siglas en inglés) considera la enfermedad como una señal de un desequilibrio en toda la persona, es decir, en cuerpo, mente y espíritu.

La meta de la TCM es restaurar el equilibrio y la armonía, no solo al interior del individuo sino también entre el individuo y el ambiente.

¿Cómo funciona?

La TCM es un sistema complejo de curación que emplea muchas modalidades diferentes para ayudar a restaurar el equilibrio.

Estas técnicas incluyen la terapia dietética, la acupuntura (inserción de agujas estériles en puntos específicos del cuerpo para controlar el flujo de chi o energía vital), la moxibusión (quemar una hierba, llamada moxa, sobre puntos de acupuntura y otros puntos), la medicina herbaria y el qigong (una combinación de ejercicio y meditación).

Cada técnica que se emplea en la TCM se realiza con la intención de equilibrar diversos sistemas del cuerpo, la mente y el espíritu. Estos sistemas incluyen el chi, el shen (espíritu), los doce sistemas de órganos en el cuerpo y los meridianos o canales de energía que conectan a los sistemas de órganos entre sí.

 

¿Qué puede hacer por ti?

Como un sistema completo de medicina, la TCM se puede usar para tratar cualquier problema físico o emocional. Se piensa que es particularmente eficaz para las afecciones crónicas que la medicina occidental no puedes revertir, por ejemplo, las enfermedades cardiacas y la artritis.

Se considera eficaz para tratar problemas ginecológicos, como las dificultades menopáusicas y menstruales, así como para aliviar problemas del sistema inmunitario, como la sinusitis y las alergias. También se usa para tratar el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia.

 

¿Es segura?

Debido a que la TCM generalmente es ejercida por profesionales con licencia que han pasado por años de entrenamiento, es un sistema curativo extremadamente seguro. Sin embargo, no es un sistema que deba usarse sin la supervisión de un profesional.

Casi todos los profesionales en TCM con licencia concuerdan unánimemente en que las personas no deben usar hierbas chinas por su propia cuenta.

La medicina herbaria china emplea miles de hierbas. El uso de las recetas herbarias correctas, que generalmente consisten de fórmulas diseñadas a la medida en las que se combinan muchas hierbas, requiere de un diagnóstico preciso.

Y debido a que estas hierbas, al igual que los fármacos de la medicina occidental, tienen muchas limitaciones y efectos secundarios posibles, los profesionales en TCM aconsejan su uso solo bajo la supervisión y con la aprobación de un profesional entrenado.

 

 

 

⇒ Con información de Libro de curas alternativas de Bill Gottlieb, autor de nuevas alternativas para curarse naturalmente

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza