9 signos que muestran que estas enfermo espiritualmente

¿Se puede saber si estás enfermo espiritualmente? Claro que sí. Aquí te dejamos una guía de los signos a los que debes estar alerta para saber si debes revisar tu vida espiritual.

Sabías que las enfermedades espirituales te afectan físicamente y cuando te atacan tienes que trabajar en su salud espiritual.

Aquí te enseñamos los signos que demuestran que estás enfermo espiritualmente:


1. Negatividad crónica e irritable 

Cuando nos sentimos negativos más a menudo de lo cotidiano, entonces debes alerta porque claramente se ve que sufrimos de alguna enfermedad espiritual.

Debido al ritmo acelerado de vida que tenemos en la actualidad, vivir una vida alegre parece imposible. Sin embargo solo necesitas voluntad para cambiar nuestros pensamientos negativos en positivos.

Vuélvete más consciente de tus necesidades emocionales y físicas para que tus necesidades espirituales mejoren.

Escucha tu cuerpo, tus pensamientos y emociones. Descansa cuando te sientas cansado, come cuando tengas hambre y sé consciente de los pensamientos que dejas ingresar a tu mente.

 

2. No hay esfuerzo

Esto quiere decir que hay un tipo de resignación apática hacia el statu quo y ninguna aspiración por un futuro mejor, es decir: «Mis defectos son permanentes; así soy yo. Las virtudes me resultan imposibles; no soy ese tipo de persona». La ausencia de esfuerzo conlleva una semejanza de parentesco con la pereza.

 

3. Ansiedad y miedo

Si estás en armonía en este mundo o tienes fe en el Universo, no sentirías ansiedad y miedo sino todo lo contrario, confiados y seguros.

Cuando se sufre de ansiedad y miedo, significa que tienes que trabajar mejor en tus creencias.

 

4. No hay compasión

Un corazón frío y duro en presencia de sufrimiento, donde no hay empatía por los afligidos, simplemente quiere decir que hay una falta de movimiento en el cuerpo, la mente y el corazón.

«La esperanza tiene dos hermosos hijos: la ira y el valor. La ira para indignarse por la realidad y el valor para enfrentar esa realidad e intentar cambiarla».

Conclusión: La ausencia de compasión evidencia una ausencia de esperanza

 

5. Ocultar el alma

Diferentes culturas alrededor del mundo definen a la enfermedad como la pérdida del alma. Esto puede ocurrir producto de experiencias traumáticas como la pérdida, la guerra o el abuso. Incluso puede ser puede ser por falta de aceptación, sentimientos de inutilidad y vergüenza.

Generalmente escondemos aquellas partes de nosotros que nuestra cultura o familia no considera aceptable, como resultado se crea una división de nosotros mismos.

 

6. Se resiste a aprender

Es una persona que cree que sabe todo y se niega a recibir enseñanzas. La ausencia de aprendizaje indica una falta de humildad, es decir, una falta de disposición a escuchar.

 

7. Remordimiento, culpa y vergüenza

Si tienes sentimiento de culpa y remordimiento por acciones que dañaron a otras personas, debes perdonarte por lo errores cometidos y cuando sea oportuno pedir perdón a quienes lastimaste.

Cuando en tu conciencia está que lo diste todo para enmendar un error, debes liberarte. Recuerda que nadie es perfecto.

La culpa y la vergüenza pueden provenir incluso del entorno social o educación. Cuando te sientes avergonzado de tu cuerpo, creencias o comportamientos, puedes ser dañado espiritual y emocionalmente.

Como un alma, una cultura sin arrepentimiento no trae buen fruto, ni futuro.

 

8. enojo y resentimiento

Si constantemente culpas a otras personas por cada circunstancia en nuestras vidas y experimentas enojo y resentimiento, es una señal que estás enfermo espiritualmente.

Si experimentas cosas negativas en tu vida. Responder con ira, resentimiento y culpa no va a mantener nuestra salud emocional y espiritual en buenas condiciones.

 

9. Falta de felicidad y melancolía

En sociedades occidentales, la depresión alcanzó proporciones epidémicas. De hecho, las razones son muchas y diferentes. Pero, las enfermedades espirituales están entre los factores importantes.

Cuando las circunstancias políticas, sociales o económicas nos obligan a vivir vidas sin sentido o estar enfermo espiritualmente, puedes fácilmente empezar a sentirnos melancólicos.

Encuentra varios momentos a diario para hacer cosas que te traen alegría, comenzar tu viaje hacia tu salud espiritual.

 

 

⇒ Con información de Soy Espiritual y Aleteia

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza