“Siendo un asmático y como doctor que trata a personas con asma, he encontrado que ciertos alimentos pueden producir beneficios significativos”, dice el Dr. Richard Firshein, D.O., un osteópata de la ciudad de Nueva York. Si presentas síntomas como: falta de aliento, accesos severos de tos, jadeo, compresión en el pecho, bostezos excesivos o fatiga extrema, ponte en contacto enseguida con tu médico. Si buscas un equilibrio en tus comidas, no te pierdas nuestro programa Del Huerto a la Mesa, con el Chef Yogui, Mariano Garcés.

El asma es una afección crónica y complicada que requiere cuidados profesionales de un médico que tenga experiencia en su tratamiento. Esto es importante porque las personas con este padecimiento necesitan llevar un registro de muchas cosas al mismo tiempo: los efectos del medicamento, los factores que provocan ataques como las alergias y una alimentación adecuada para asegurarse de que están obteniendo todos los nutrientes que necesitan.

Estas son sus recomendaciones para tener una vida más tranquila y menos agitada.

 

1.- Pescado

Contiene aceites que disminuyen la inflamación de las vías aéreas que produce el asma.

 

2.- Cebolla, jengibre y ajo

Estos ingredientes fortalecen al sistema inmunitario y si le pones cayena, esta especia hará menos espesa la mucosidad.

 

3.- Frutas y verduras

Contienen dosis abundantes de fitoquímicos. Estos componentes curativos que contienen los alimentos ayudan a controlar los radicales libres dañinos.

Trata de comer al menos seis raciones de cada uno todos los días.

 

4.- Verduras del mar

Brindan grandes cantidades de proteína y minerales. Estos incluyen arame, dulse, hijiki, kombu y nori y están disponibles en las tiendas de productos naturales, tiendas de productos gourmet y los supermercados de comida asiática.

 

5.- Alimentos integrales nutritivos

A diferencia de los alimentos refinados y procesados, suministran la mejor variedad de nutrientes, azúcares complejos, almidones y fibra, dice el Dr. Firshein.

 

6.- Té Verde Asiático

Contiene sustancias que dilatan los conductos bronquiales. Sin embargo, evita el verde si eres sensible al moho.

 

7.- Alimentos ricos en magnesio

Tales como el tofu, germen de trigo, acelga, espinaca, amaranto, remolacha (betabel), quimbombó (quingombó, calalú) y brotes (germinados) del frijol (habochuela). El magnesio relaja los conductos bronquiales.

 

8.- Alimentos ricos en Vitamina C y betacaroteno

Como son las verduras de hojas color verde oscuro, cantaloup (melón chino) y squash. Estas dos vitaminas combaten la inflamación.

 

9.- Condimentos saludables

Como gomasio (semillas de sésamo tostadas y sal de mar), jugo de limón, especias frescas, mostaza Dijón y tamari bajo en sodio y libre de conservantes, el cual es similar a la salsa de soya.

Los condimentos altos en grasas y en sal no son saludables para las personas con asma, ¡tampoco para las personas sin asma!.

Los remedios alternativos presentados solo son parte de un plan de tratamiento guiado y supervisado por un doctor en medicina calificado que esté trabajando en asociación con un profesional en terapias alternativas calificado. Habla con tu médico convencional antes de cambiar o suspender cualquier tratamiento médico o medicamento convencional y mantén informado a tus médicos o profesionales en terapias alternativas de todos los tratamientos que estés recibiendo.

 

 

⇒ Con información del libro de curas alternativas de Bill Glottieb, autor de nuevas alternativas para curarse naturalmente

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza