El organismo tiene distintas formas de manifestarse cuando necesita algo y todas las personas tienen necesidades básicas que deben ser satisfechas. Tener intimidad tiene muchos beneficios (fortalece el sistema inmunológico, disminuye la presión arterial, rebaja el estrés, ayuda a reposar, entre muchos otros)

Los síntomas son claros, la necesidad de tener relaciones sexuales existe y hay que satisfacerla, siempre y cuando sea de manera responsable sin dañar la integridad de otras personas. Conoce las señales que el cuerpo te envía:

Insomnio

 

 

¿Estás teniendo problemas para conciliar el sueño en los últimos días? ¿Cuándo fue la última vez que tuviste intimidad? Sabías que el sexo contribuye al descanso, además de ayudar a la segregación de una hormona llamada oxitocina, importante para que disfrutemos de sueños reparadores.

 

 

Más enfermedades

 

 

Desde tiempos ancestrales se conoce que el sexo es uno de los métodos más efectivos para eliminar diversas enfermedades porque liberan endorfinas, las mismas que tienen efecto analgésico del sistema nervioso central. Neurólogos de la Universidad de Munster, Alemania, sugieren que la actividad sexual disminuye el dolor de cabeza y las migrañas.

 

Inseguridad

 

 

Se ha asociado una autoestima baja con una también baja actividad sexual. Si últimamente te sientes con los ánimos bajos y con inseguridades quizá sea porque estás insatisfecho con tu vida sexual. Nada más importante que sentirte deseado y, por supuesto, atendido en ese punto.

 

Migrañas

 

 

Los neurólogos de la Universidad de Münster de Alemania realizaron un estudio en el que determinaron que la actividad sexual ayuda a eliminar el dolor de cabeza o las migrañas. Por eso, la falta de sexo puede favorecer este tipo de malestares.

 

 

Estrés

 

 

Los cambios de humor suelen ser uno de los indicadores más notorios. Altibajos en el carácter, aislamiento social y retraimiento suelen ser las señales más "obvias". Lo cierto es que aquel que se encuentra experimentando esta etapa difícilmente puede notar que está atravesando este momento.

Todas estas sensaciones generan estrés a nivel físico y emocional. Sin embargo, con el correr de los días y meses es posible que las emociones de índole negativa tales como el pesimismo y la irritabilidad se hagan cada vez más presentes.

 

Piel apagada

 

No debemos pensar en el sexo como un tratamiento antiaging, si no como en un medio para liberar toxinas de la misma y reactivar su circulación. La falta de brillo y los granitos pueden ser un indicativo de que falta sexo. Durante el acto sexual los poros de la piel se abren y van liberando impurezas, facilitando la eliminación de toxinas a través del sudor. La circulación sanguínea se activa y de esa forma hay una mayor "limpieza" de adentro hacia afuera.

 

Aislamiento

 

Dejar de relacionarse en la 'cama' de manera repentina o paulatina puede ocasionar aislamiento social. Esto se debe a que hay una baja en la producción de endorfinas, una de las sustancias encargadas de mantener el buen humor.

En casos extremos el individuo puede comenzar a experimentar soledad, depresión o ansiedad.

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza