Si consumes demasiado colesterol o grasa de origen animal, la cual se convierte en colesterol en su cuerpo, el colesterol tapa tus arterias coronarias y la sangre y el oxígeno no pueden llegar hasta tu corazón, provocándote un ataque al corazón. La idea es que si logras bajar el colesterol, todo estará bien.

La mejor manera de prevenir este proceso que daña el corazón, dice, el Dr. Philip Lee Miller, fundador y director del Instituto Los Gatos para la Longevidad en California, es evitar la oxidación del colesterol tipo LDL, y para eso existen muchos tipos de alimentos y de componentes de los alimentos que disminuyen las LDL y aumentan las HDL.

Estos son los que más recomiendan los profesionales en terapias alternativas.

Salvado de Avena: Atrapa al colesterol

 

 

salvado-de-avena
El salvado de avena (oat bran) es rico en fibra soluble, que es una sustancia que se liga al colesterol dentro de los intestinos y lo acompaña hasta que sale del cuerpo. “Comer ¾ de taza de cereal cocido de salvado de avena al día puede bajar el colesterol en un 10 por ciento – dice la Dra. Rothenberg-. Sin embargo, si es más probable que se coma un muffin de salvado de avena, eso también funciona”.

 

 

Cebolla y Ajo: Protección picante

 


“Cocine con ajo y cebolla siempre que le sea posible”, dice el Dr. Stengler. Ambos han comprobado su capacidad para disminuir el colesterol. O bien, dice, puede tomar suplementos de ajo, siguiendo la dosis recomendada en la etiqueta del producto.

 

 

Nueces: Los frutos secos más saludables que existen

 

 

nueces
Las nueces contienen ácido alfa-linolénico, el cual puede ayudar a bajar el colesterol, dice Kitty Gurkin Rosati, R.D., una dietista registrada y directora de nutrición del Programa del la Dieta de Rice en la Universidad Duke University en Durham, Carolina del Norte. Otras buenas fuentes de esta grasa benéfica incluyen el aceite de oliva, el aceite de semilla de lino (linaza,flaxseed), el aceite de canola, el aceite de frijol (habichuela) de soya y la verdolaga (una verdura de hojas verdes que se usa para ensaladas, llamada purslane en inglés). Para obtener una doble dosis, saltée verdolagas en una cucharadita de aceite de oliva, dice Rosati.

 

 

Lecitina: Disuelve el colesterol

 

 

lecitina
Los gránulos de lecitina contienen fosfatidilcolina, la cual ayuda a licuar el colesterol en su cuerpo para que no termine quedándose en los depósitos grasientos en las arterias, dice la Dra. Rothenberg. Ella recomienda espolvorear su cereal con 1 cucharada de gránulos cada día. O agréguelos a la licuadora (batidora) con un poco de fruta y yogur sin grasa.

 

 

 

Soya: Cualquier tipo es bueno

 

 

soja
El tofu, el tempeh y otros alimentos de soya contienen compuestos llamados isoflavonas, que pueden ayudar a bajar el colesterol, dice el Dr. Stengler. Una manera fácil de incorporar isoflavonas en su alimentación es agregando proteína de soya en polvo a sus malteadas. O coma más tofu y miso, dos alimentos de soya populares que son versátiles y que pueden agregarse fácilmente a muchos platillos.

 

 

 

⇒ Con información del libro Curas Alternativas de Bill Gottlieb

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza