Quizá se sorprenda al saber que los profesionales convencionales y alternativos están en absoluto acuerdo con respecto al tratamiento de la diverticulosis, que es una enfermedad del colon o intestino grueso.

La diverticulosis se presenta cuando pequeñas áreas de la pared del colon se salen entre las bandas de músculo que rodean  a este órgano, formando bolsitas del tamaño de un chícharo (guisante, arveja) llamadas divertículos.

¿La única solución? Aumentar el consumo de fibra dietética

La fibra es el material no digerible de los alimentos de origen vegetal, como los cereales, los frijoles (habichuelas), las frutas y las verduras, que ayuda al colon a formar heces grandes y blandas.

Si no hay suficiente fibra que les agregue masa, las heces son tan pequeñas que los músculos que rodean al colon tienen que apretar más duro para expulsarlas del cuerpo. Esto produce niveles anormalmente altos de presión interna que, con el paso de los años, provocan la formación de divertículos.

Agregar más fibra a su alimentación hace que disminuya la presión interna, reduciendo o eliminando los síntomas. Es así de sencillo:

 

*Alimentos ricos en fibra: Protección natural para el colon

Si usted come por los menos de cinco a nueve raciones de frutas y verduras al día, estará obteniendo grandes cantidades de fibra dietética, con la ventaja adicional de que estará consumiendo docenas de fitonutrientes, como vitamina C y betacaroteno, los cuales previenen enfermedades, dice Elizabeth Lipski, una nutrióloga clínica certificada de Kauau, Hawai.

También recomienda agregar cereales integales y frijoles (habichuelas) a su alimentación, ya que estos son ricos en fibra.

Para verdaderamente incrementar su consumo de fibra, lea las etiquetas de los cereales para desayunar y elija aquellos que le aporten alrededor de 12 gramos de fibra por ración. «De esta forma, puede obtener más o menos la mitad de su consumo diario de fibra en una sola comida», dice.

 

* Olmo: Para calmar el tracto digestivo

El olmo (olmo americano, olmedo, slippery elm) fortalece y calma el sistema digestivo, evitando que la diverticulosis provoque síntomas, dice Andrew Gaeddert, un miembro profesional del Gremio de Herbolarios de los Estados Unidos y director de la Get Well Clinic en Oakland, California.

Él recomienda tomar 3000 miligramos de olmo al día, ya sea en cápsula o en polvo, hasta que los síntomas desaparezcan.

 

*Benefíciese de las bacterias buenas

Cuando las bolsitas en su intestino se infectan, provocándole una diverticulitis, es posible que necesite tomar un tratamiento con antiobióticos.

Los profesionales en terapias alternativas creen que se puede incrementar la eficacia de este tratamiento tomando un suplemento probiótico (probiotic) de bacterias amigables del colon, las cuales pueden combatir la infección y protegerle de infecciones en el futuro, dice Lioski.

Ella recomienda usar un suplemento probiótico que contenga cuando menos mil millones de unidades de bacterias acidophilus u otras bacterias benéficas, como bidifum, bulgaricus, casei, plantarum, reuteri, salivarius, faecim o thermophilus. Estas bacterias son perecederas, por lo que será mejor que compre suplementos congelados en seco y/o que se almacenen en refrigeración en la tienda. Siempre deberá refrigerarlos en casa.

Durante un ataque, ella recomienda tomar dos cápsulas tres veces al día. Después, tome una cápsula dos o tres veces al día hasta que todos sus síntomas desaparezcan.

 

 

 

⇒ Tomado del libro de Curas Alternativas de Bill Glotieb, autor de Nuevas Alternativas para curarse naturalmente

 

 

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza