Greenpeace ha instalado una enorme sartén flotante con un planeta en forma de huevo frito y una pancarta donde se lee "Planeta frito" frente a las costas de la Manga del Mar Menor. "Hay que actuar antes de que el océano y el resto del planeta se conviertan en una sartén hirviente que haga imposible la vida", afirman.
Cart
  • No products in the cart.