La palabra Buda es un título o un epíteto y no un nombre. Significa “Alguien que está despierto” en el sentido de haberse ‘despertado a la realidad’. El título describe el logro de un hombre llamado Siddhartha Gautama, quien vivió hace 2.500 años en el norte de la India.

Nacido en un mundo de lujo, deja a su familia en busca de respuestas. Lleva años de búsqueda cuando finalmente llega la iluminación, que lo convierte en Buda y abre paso a una nueva doctrina filosófica y religiosa.

Buda se ha convertido en una leyenda conocida por la gran mayoría, pero hay algunas cosas que poco se conocen sobre él. Hoy te invitamos a ir más allá de la leyenda y conocer al verdadero Buda con estos 10 datos interesantes:

1.- No fue un líder religioso

 

 

Por más irónico que pueda parecer, Buda, conocido como el padre del budismo, nunca pretendió fundar una religión. No existe ningún tipo de evidencia histórica que asegure que él se consideraba un líder religioso.

Sería más adecuado decir que se consideraba un maestro que rechazaba las formas ortodoxas de la religión hindú tradicional y ofrecía un camino alternativo.

 

2.- No fue un Príncipe

 

 

Si bien las leyendas existentes  lo presentan como un príncipe, hijo de Suddhodana Gautama, no hay una base histórica para creer que él fue realmente un príncipe ya que su padre no podría haber sido realmente un rey. Se cree que su padre era en realidad un líder regional, similar a un jefe de Tribu.

 

3.- Ciudad Natal

 

 

Existe una controversia sobre cuál fue realmente la ciudad natal de Buda. Algunas fuentes mencionan las ciudad de Kapilavastu, en la que vivió hasta los 29 años. El sitio fue identificado en la actual Tilaurakot, en la región de Terai en el sur de Nepal, no lejos de la frontera entre India y Nepal. Sin embargo, cuando los arqueólogos estudiaron el sitio, la evidencia no coincidía. Kapilavastu supuestamente fue fundada un siglo o más antes del nacimiento de Buda, pero nada en el sitio sugirió una fecha tan temprana.
Otra versión sugiere que Kapilavastu se encontraba en el norte de la India y que la ciudad natal de Buda es una fase anterior a la ocupación del pueblo Piprahwa. Lo cierto es que nadie ha podido aclararlo y hasta el día de hoy se especula sobre la ciudad natal de Buda.

 

4.- Un pasado humilde

 

 

Récords históricos y arqueológicos sugieren que en las primeras etapas de la secta fundada por Buda, no había una cantidad considerable de seguidores. Incluso, luego de la muerte de Buda, el movimiento era una tradición relativamente menor en India.
Sin embargo, por el tercer siglo antes de la Era Común, todo cambió.

Ashoka (emperador indio) convirtió al budismo en la religión del estado de la India, al mismo tiempo que impulsó un clima social y político que permitiera las ideas budistas. Patrocinó también las actividades misioneras budistas e involucró a muchos monjes budistas en los procesos de toma de decisiones políticas de su gobierno.

 

 

5.- No se consideraba un Dios

 

 

Muchas de las figuras religiosas han afirmado ser dioses, manifestaciones de dioses o profetas de dioses, pero Buda nunca afirmó ser un Dios ni un profeta. Él se consideraba un hombre que creía en la posición suprema de los humanos. Para él, el conocimiento y esfuerzo personal eran los verdaderos medios para la salvación.

 

6.- No era vegetariano

 

 

Se ha creado una imagen de Buda como un estricto vegetariano, pero lo cierto es que no hay evidencia histórica que lo confirme. Incluso no hay fuentes budistas que lo afirmen.

 

7.- Fechas inciertas

 


La fecha tradicional del nacimiento de Buda es alrededor de los 560 a. E. C. Pero la fecha se basa en la cronología india que ha sido rechazada por eruditos modernos por su inconsistencia. En la actualidad apoyan una fecha que surge a partir de fuentes budistas tempranas y que afirman que Buda murió 100 años antes del reinado de Ashoka. Las fuentes coinciden en que Buda murió a los 80 años, y ese dato situaría su nacimiento alrededor del 450 a. E. C.

 

8.- Reencarnaciones previas

 

 

Cuando el budismo se inició, tuvo que competir con varias tradiciones que afirmaban su autoridad por el hecho de originarse hace mucho más tiempo. Para poder alcanzar ese nivel de credibilidad, los budistas crearon una serie de trabajos literarios sobre budas pasados.

Las historias eran idénticas, todos los budas pasados se sentaban con las piernas cruzadas en el vientre de su madre y daban siete pasos al norte luego de nacer. También renunciaron al mundo después de ser testigos de un anciano, un hombre muerto, un enfermo y un mendigo. Alcanzaban el estado de iluminación sentados en el pasto y morían después de comer carne.

 

9.- Una deidad

 

 

Parece irónico que una persona que basa sus enseñanzas en la igualdad entre las personas sea visto como un Dios. Para los círculos más tolerantes del hinduismo, Buda es considerado una deidad, y unas de las múltiples manifestaciones del Dios Vishnu.

 

10.- Sus restos

 

 

El Mahaparinirvana Sutra es un antiguo texto budista sobre los últimos días de Buda y describe cómo sus seguidores lo cremaron luego de morir. Sus restos fueron divididos en ocho porciones y cada una de ellas fue enviada a ocho estados diferentes que Buda visitó durante su vida.
En cada estado, una estupa (monumento espiritual que genera paz y tranquilidad) fue creada para albergar los restos.
Fuentes aseguran que durante el tercer siglo a. E. C., Ashoka ordenó que esos ocho monumentos fueran abiertos para redistribuir los restos de Buda en un número mayor.

 

 

 

⇒ Con información de Difundir y Vix

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza