10 cosas que a tu perro no le gustan y debes evitar a toda costa (Segunda Entrega)

 

Hay muchas cosas que día a día hacemos y que vuelve loco a tu perro, y probablemente ni siquiera estés consciente de ellas, lo cual en muchas ocasiones incide directamente en su comportamiento y hasta en su relación con nosotros.

Ayer, en nuestra primera entrega, te presentamos un listado de cinco cosas que los perros detestan y que debes evitar a toda costa para mantener esa hermosa amistad. Hoy te presentamos cinco más para completar el ‘Top Ten’:

1.- Ser obligados a interactuar con quienes no les gustan

Aunque quieras que tu mascota haga amigos en el parque, si este no es su lugar preferido, no lo atormentes. Es importante tener en cuenta que hay una diferencia entre el estímulo positivo con perros tímidos, temerosos, o reactivos.

Tomar pequeños pasos para animarlo a salir de su zona de confort y darles recompensas después de comportamientos sociales tranquilos, es importante para vivir una vida equilibrada. Ten en cuenta que cuando los perros son empujados demasiado lejos en situaciones sociales, son más propensos a arremeter con una mordedura o una pelea.

hiking-338228_1280
2.- Salir a caminar sin tener la oportunidad de explorar

Definitivamente, es importante tener un perro que camine obedientemente con una correa. Sin embargo, también es importante permitir que tenga un tiempo para explorar su entorno. Ten en cuenta que para los perros sus narices son como tus ojos. El sentido del olfato les permite interpretar el mundo que los rodea, así como a nosotros la vista. Así que detestan no ser capaces de olfatear el mundo cuando los paseas.

Hazle un favor tu perro y de vez en cuando dedica uno de sus caminatas a ser un “paseo olor”. Caminen a paso lento, dejando que tu perro lleve el mundo en su nariz. Atrévanse a ir un lugar completamente nuevo, explorar un barrio o sendero diferente… seguro tú también lo disfrutarás. Puedes ayudarlo a identificar este tipo de aventuras usando algo específico en esos días, por ejemplo colocarle un arnés diferente o usando tú una mochila.

Estos paseos son una oportunidad maravillosa para tu perro de conseguir un poco de la estimulación mental y sensorial, manteniendo una vida interesante para tu mascota (y para ti).

3.- Ser mantenidos a raya, literalmente

Así como los perros son increíbles en la lectura de nuestro lenguaje corporal, son increíbles en la lectura de nuestros niveles de tensión, incluso a través de la correa de paseo. Si halas mucho de la cuerda elevarás sus niveles de estrés.

Puede que pienses “no quiero detenerlo a raya, pero tengo que hacerlo. ¡Mi perro es el que tira, no yo!”; pero por ello es tan importante enseñarle a un perro a caminar con una correa floja. Un perro que camina a raya es más propenso a ladrar o ser reactivos en incluso la más leve de las situaciones sociales.

Ellos son bien conscientes de que no pueden alejarse de ti, incluso si piensan que necesitan. Esto es una cosa difícil de dominar por los dueños de perros, pero hará más agradable el paseo cuando tu perro está relajado.

dog-448988_1280
4.- Estar aburrido

Llegamos a casa del trabajo y queremos descansar. Preparamos la cena y nos tumbamos en el sofá a relajarnos: leer un libro, ver una película, tal vez las noticias… Pero eso es lo más molesto que podremos hacer para nuestros perros que han estado todo el día esperando jugar con nosotros.

Si tu perro está causando problemas como meterse en cajas o armarios, comerse los zapatos o mascar las patas de la mesa, está básicamente demostrando lo increíblemente aburrido que eres. Afortunadamente, hay una solución rápida y fácil a esto: jugar.

Enséñale a tu perro un truco nuevo o practica viejos, dale un juguete nuevo o salgan a caminar. Son todas formas de estimular la mente y el cuerpo de tu perro. Incluso unos 15 o 30 minutos al día de practicar o enseñarle un truco harán una gran diferencia.

5.- Burlarte

Esto debería ser obvio, pero hay quienes insisten porque les parece divertido. Halarle de la cola o imitar su ladrido no ayudarán a que un perro sea amable contigo, y tampoco es gracioso. Esto puede dar pie a que la mascota tenga algunos problemas graves de conducta. Evítalo.

 

⇒ Con información de Positiva

 

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza