Vanuatu, un país insular localizado en el océano Pacífico se suma a la lucha contra la contaminación al prohibir los pañales de un solo uso, la medida se llevará a cabo a partir del 1 de diciembre.

¡Este pequeño país, poco conocido está en el ojo del mundo al dar un gran paso!

La nación sueña con convertirse en uno de los primeros países del mundo 100% libre de plásticos de un solo uso en todas sus formas y presentaciones.

Si bien es cierto, ellos ya tienen una dura legislación que prohíbe ciertos tipos de plásticos de este tipo, ahora el gobierno avanza a la eliminación de los pañales desechables para bebé.

Sabias que un pañal común está compuesto de tres materiales principales: externamente por polietileno sintético, que se deriva del petróleo, internamente por una pulpa de celulosa y poliacrilato de sodio, que es superabsorbente.

Para descomponerse, cada unidad puede tardar de 500 a 600 años en la naturaleza. «Se estima que, en un año, un solo niño es responsable del uso de 130 kilos de plástico».

Ahora imagina el impacto causado por un bebé durante los dos o tres años que dura el uso de los pañales.

El ministro de Relaciones Exteriores, Ralph Regenvanu, anunció la decisión en una conferencia en Port Vila, la capital, que afectará también los cubiertos y los vasos de plásticos, así como el poliestireno, los bastoncitos de plástico y varios tipos de envases para alimentos.

Regenvanu explicó que un estudio demuestra que los pañales de un solo uso son el objeto más común en los residuos domésticos en la capital del país. «Prohibirlos reducirá considerablemente la cantidad de residuos plásticos», explicó el ministro en Twitter.

La solución propuesta

Ahora toca a los pañales y otros plásticos desechables, Vanuatu ya había prohibido las bolsas de plástico, las pajitas para beber y los envases de espuma de poliestireno con anterioridad.

Todo esto comenzó con una campaña en Facebook que gradualmente ganó la atención de los legisladores. Y, además, el país insular ubicado en el Pacífico Sur quiere liderar el movimiento a favor de la reducción de la producción de residuos.

Un cambio en el que el país, que consta de 83 islas, solo tiene que ganar. Además de tener una economía basada en la agricultura de subsistencia, el archipiélago también encuentra en el turismo una fuente de ingresos.

 

 

 

⇒ Con información de Ecocosas, Maray y La Red 21

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza